Christian SanzPortada

馃 El inquietante silencio de Omar De Marchi

驴Por qu茅 no habla con los medios? 驴Qu茅 ser谩 de su futuro? 驴Y de La Uni贸n Mendocina?

Omar De Marchi no habla. Literal. Tras las elecciones del domingo pasado, donde qued贸 en segundo lugar tras Alfredo Cornejo, el l铆der de La Uni贸n Mendocina decidi贸 tomarse unos d铆as antes de hacer alg煤n tipo de declaraci贸n.

Diario Mendoza Today intent贸 hablar con 茅l, pero se excus贸 de hacerlo. 鈥淓n unos d铆as, ahora prefiero no hacerlo鈥, dijo lac贸nico.

Quienes lo frecuentan tampoco saben qu茅 hay en su cabeza. Especulan con tal o cual posibilidad, pero nada concreto. Abundan las preguntas, m谩s no las respuestas.

驴Intentar谩 competir de nuevo dentro de 4 a帽os para ser gobernador de Mendoza? Si es as铆, 驴qui茅n lo acompa帽ar谩? 驴Persistir谩 su alianza con el malogrado Daniel Orozco? Dicho sea de paso, 驴por qu茅 dej贸 de seguirlo en redes sociales?

Los interrogantes se acumulan al paso de las horas y ni siquiera el propio De Marchi parece estar en condiciones de responderlos. Entretanto aparecen m谩s dudas: 驴Seguir谩n los referentes del peronismo siendo parte de La Uni贸n Mendocina? 驴O volver谩n a su redil? M谩s a煤n: 驴Qu茅 ocurrir谩 con La Uni贸n Mendocina?

Solo una cosa parece tener clara De Marchi: ser谩 un opositor implacable, incluso sobreactuar谩 su postura de contralor del gobierno de Cornejo. Sabe bien c贸mo hacerlo.

Lo dem谩s ir谩 apareciendo solo, por a帽adidura. Incluso la posibilidad de volver a postularse como gobernador de Mendoza. No lo desvela ahora mismo.

Su 煤nica obsesi贸n es saber qu茅 errores pudo haber cometido durante la campa帽a que acaba de culminar. Sospecha que fall贸 en alg煤n punto, aunque en la mayor铆a de sus decisiones no lo hizo. De lo contrario no estar铆a ara帽ando el 30% de las preferencias ciudadanas.

Ciertamente, no es nada complicado imaginar cu谩les fueron sus errores: la elecci贸n de Orozco como vice… Por caso. 驴C贸mo no se le ocurri贸 la opci贸n de Jorge Difonso, a prueba de cuestionamientos? Lo mismo sucede con algunos caudillos del peronismo, que han generado puntuales desconfianzas ciudadanas. Lo dem谩s pareci贸 estar correcto.

Ser谩 todo un aprendizaje para De Marchi, quien sue帽a no solo con gobernar Mendoza sino tambi茅n ser presidente de la Naci贸n alguna vez.

El camino es largo y complicado, pero 鈥渆l tipo es un obcecado de aquellos鈥, como dijo alguna vez a este diario alguien de su 铆ntimo entorno. De los pocos que lo conocen como la palma de sus manos.

Art铆culos Relacionados