Christian SanzPortada

馃槚 Avanza la cooptaci贸n de la Justicia mendocina, crece la pandemia de las apuestas online, y De Marchi prepara su revancha

El persistente silencio de la prensa mendocina y la valija con millones de d贸lares para un candidato a la gobernaci贸n.

Mientras los grandes medios mendocinos persisten en su usual mutismo, avanza en Mendoza uno de los esc谩ndalos m谩s elocuentes de los 煤ltimos a帽os.

Refiere a lo que ocurre con el Consejo de la Magistratura, 贸rgano encargado de asegurar la independencia del Poder Judicial y garantizar la eficaz prestaci贸n del servicio de administraci贸n de justicia.

Se trata de un cuerpo que, seg煤n su propia proclama, busca 鈥減romover el 贸ptimo nivel de sus integrantes, y lograr la satisfacci贸n de las demandas sociales sobre la funci贸n jurisdiccional del Estado鈥.

Sin embargo, ello no sucede en Mendoza, donde la Justicia es apenas un ap茅ndice del poder pol铆tico de turno.聽

Ello surge de los mencionados audios, publicados por Diario Mendoza Today, donde queda de manifiesto c贸mo se usa la presi贸n pol铆tica para poner, controlar y remover a los jueces en la provincia.

La finalidad es obvia: que esos mismos magistrados avancen contra los enemigos del Ejecutivo y 鈥渄uerman鈥 expedientes que complican al cornejismo.

Como viene publicando este diario, el plan avanza a toda marcha, sin prisa pero sin pausa. De hecho, esta misma semana el Consejo sesion贸 de manera clandestina al solo efecto de incorporar a dos integrantes for谩neos de la provincia: Sandra Ver贸nica Guagnino, de Buenos Aires, y Mart铆n Roberto Montenovo, de Comodoro Rivadavia. O sea, dos profesionales que nada conocen del C贸digo Procesal local.

Como se dijo, es un esc谩ndalo de proporciones. Pero los siempre ostentosos medios mendocinos han decidido no hablar del tema. Prefieren enfocarse en los enemigos de Alfredo Cornejo, como Daniel Orozco, a quien insisten en acusar de desaguisados que ni siquiera son novedosos.

Curioso: hace menos de un a帽o, el hoy gobernador electo dijo que Orozco era el mejor intendente desde el regreso de la democracia. Y nadie cuestion贸 esas palabras. Ni un solo colega.

No obstante, bast贸 que el intendente lasherino defeccionara de Cambia Mendoza para que los colegas 鈥渄escubrieran鈥 que hab铆a corrupci贸n en Las Heras.

A la cabeza de la opereta, aparece el siempre obvio Ricardo Montacuto, director de Mendoza Post. Quien, dicho sea de paso, est谩 por 鈥渟altar鈥 a los brazos de Daniel Vila, a quien siempre supo denostar. Tipo vers谩til si los hay. Montacuto, obvio.

Los dem谩s, son lo que son. Sus naturalezas son imperturbables y perennes. No puede reclamarse coherencia a Vila, cuya falta de escr煤pulos no es nada novedosa. Tampoco a Cornejo, siempre brutal en sus m茅todos.

El hoy mandatario electo suele apelar a la chequera para salirse con la suya. Lo ha hecho hace unos meses con Daniela Stella, la otrora elegida por Gustavo Guti茅rrez.

Tambi茅n obr贸 de la misma manera con Rosa Puerto, oportunamente ungida como vicepresidenta de la Coalici贸n C铆vica. Bast贸 tentarla con que su hija ser铆a jueza.

Desde la vereda de enfrente, Omar De Marchi empez贸 a organizarse para resistir al cornejismo en su propio terru帽o. Habituado a estar m谩s en Buenos Aires que en Mendoza, ha decidido invertir esa l贸gica. A partir de ahora, se enfocar谩 en lo que ocurre en esta provincia.

Se convertir谩 en toda una pesadilla para Cornejo. Inundar谩 los juzgados de denuncias y la Legislatura de pedidos de informes, de todo tipo. Tiene todo un cuerpo de abogados trabajando ahora mismo para ello. Coordinados por 茅l mismo, que tambi茅n es un profesional del derecho.

Hay un solo t贸pico en el cual ha decidido no meter sus narices: los desaguisados de la empresa de energ铆a mendocina EDEMSA, de Daniel Vila y Jos茅 Luis Manzano.

Esa decisi贸n alej贸 al ex gobernador Arturo Lafalla y el otrora juez de la Corte Alejandro P茅rez Hualde, quienes hab铆an decidido arrimarse al espacio de De Marchi para colaborar con 茅l.

En otro orden de cosas, preocupa sobremanera el aumento desmedido del consumo de apuestas online por parte de desprevenidos adolescentes mendocinos. Es una pandemia de la cual viene hablando quien escribe estas l铆neas desde hace una d茅cada, anticipando la cat谩strofe que ocurre en estas horas.

Hace unos d铆as, Jos茅 Thomas, director general de Escuelas, admiti贸 que se trata de uno de los consumos m谩s problem谩ticos en la provincia, 鈥circunscripto a algunas escuelas, sobre todo a un sector de nivel socioecon贸mico determinado, de medio para arriba鈥.

Pocos saben que la l贸gica del juego online es similar a la adicci贸n a las drogas: los adolescentes roban a sus padres para poder apostar y destruyen sus propios v铆nculos, no solo familiares sino tambi茅n laborales.

En tal contexto, nadie parece en la provincia preocupado por este incipiente problema, que se ir谩 complicando en el futuro inmediato.

La pol铆tica le regal贸 el negocio a cuestionados empresarios, uno de los cuales es Flavio Kristich, siempre sospechado de ser testaferro del ex gobernador Jos茅 Octavio Bord贸n.

Se trata de todo un exponente del emprendedurismo: a fines de los 90 estaba fundido, a pesar de birlarle dos millones de d贸lares al Banco de Mendoza. En ese contexto, logr贸 que Bord贸n se lo llevara a Buenos Aires, en momentos en los que fue 鈥渃oronado鈥 como ministro de Educaci贸n, de 1999 a 2001.

All铆 Kristich renaci贸 como constructor de escuelas y se volvi贸 multimillonario. Y hoy hace rentables negocios con el gobierno de Mendoza. Como el hotel Fuente Mayor, 煤nico ubicado en una terminal de 贸mnibus.

En el pasado consigui贸 un “changu铆” similar en el Valle de Uco, cuando Cornejo, en nombre del combate a la ludopat铆a, cerr贸 las cuatro salas de juego que hab铆a all铆 y le regal贸 la exclusividad a Kristich de tener el monopolio en aquella zona.

No es el 煤nico sospechado: muchos miran en estas horas al grupo Andreani, que maneja el juego en Malarg眉e, San Rafael y General Alvear. Aparecen all铆 un grupo de misteriosos empresarios tucumanos que operan en Ibiza. Lo dem谩s es puro enigma.

Como sea, la problem谩tica del juego empieza a movilizar a un grupo de padres que empez贸 a organizarse para intentar alertar sobre lo que ocurre en estas horas. Con una din谩mica similar a la de las 鈥渕adres contra el paco鈥.聽

Intentan captar la atenci贸n de alg煤n referente pol铆tico de peso. Pero no lo logran. Acaso porque el juego aporta millonadas de plata a las campa帽as pol铆ticas. Valijas repletas de pesos que compran cualquier voluntad.

No solo las empresas del juego: la empresa Iberte, c茅lebre por haber puesto en jaque judicial a Fecovita, sabe obrar de la misma manera.

Por caso, un importante candidato mendocino recibi贸 varios millones de d贸lares a trav茅s de la firma San Juan Bursatil en las 煤ltimas semanas. La sombra de Lisandro Nieri aparece de fondo. Lo dem谩s bien puede presumirse.

Art铆culos Relacionados