EconomíaPortadaRicardo Yagüe

¿Vale la pena invertir en vino?

Hace unos días en una nota de un medio digital comentaban que en el último año, invertir en vino rindió mucho más que invertir a plazo fijo.

Inmediatamente y fundamentando el argumento con estadísticas el artículo mostraba como botellas de vino de distintos varietales habían aumentado de precio aún más que la tasa de interés que rinde un plazo fijo.

Pero: ¿Qué nació primero, la sandía o la semilla?

Si alguien me preguntaba el año pasado si convenía invertir a plazo fijo, inmediatamente le decía que no. Claramente una inversión a plazo fijo no cumple el objetivo de una inversión que es mantener y hacer crecer el poder adquisitivo del dinero en el tiempo (al menos en estos tiempos).

Hagámoslo gráfico. Cuando ahorro lo que me propongo es hacer un préstamo de mi yo del presente a mi yo del futuro, es decir, sacrifico consumo ahora para poder consumir más adelante. Ya sea en el futuro cercano o al momento de retirarme, pero el concepto básico es ese, guardar para tener después.

Con una tasa de interés para el plazo fijo de un 34% y con una inflación esperada de más que eso, es entendible que no sea tan buena idea sacrificar consumo ahora para más adelante si nuestra inversión elegida es esa. En lugar de eso es más razonable comprar productos no perecederos (arroz, aceite, vinagre, fideos o vino) en lugar de esperar para comprarlos en un momento futuro, porque el incremento esperado de su precio va a ser más alto que lo que podría comprar si ahorro y deposito a plazo fijo.

Ahora bien, si hago una inversión lo que espero es poder contar con los recursos de dicha inversión en un tiempo futuro para poder utilizarlos libremente, mientras que si compro un producto ahora, seguramente me resultará muy difícil poder venderlo en el futuro para obtener esa diferencia, salvo que casualmente mi actividad sea la de comerciante.

Así, invertir en bienes no perecederos será una excelente idea siempre y cuando compre las cosas que voy a necesitar más adelante. Sin embargo, este tipo de “inversión” me quitará la libertad de disponer de mis ahorros en tiempo presente y tampoco dispondré de algún dinero invertido en un tiempo futuro, simplemente contaré con un stock que podré ir consumiendo en el tiempo.

La buena noticia es que existen en el mercado financiero otras herramientas de inversión más allá del plazo fijo en las cuáles uno podría invertir el dinero para poder mantener su poder adquisitivo y utilizarlo en un momento futuro. Estas herramientas requieren un poco de estudio o de alguien que pueda asesorarnos, pero son una buena alternativa para nuestras metas financieras. Es muy recomendable aprender a invertir en ellas para aprovechar las ventajas que tiene el mercado financiero para proteger nuestros ahorros. Invito a los lectores a tomarse el tiempo necesario para estudiarlas y aprender de ellas.

Igualmente y para los amantes del vino es una buena idea comprar unas cuantas botellitas y guardarlas para compartir con nuestros amigos en algún momento especial, o simplemente para disfrutar de un buen momento a solas o en familia.

Espero que te haya gustado esta nota. Si fue así, simplemente te pido que alces tu copa y brindes con nosotros… ¡Salud!

Hice un pequeño video que comparto sobre este tema en particular:


Si tenés algún comentario enviámelo a [email protected]

Te dejo otras vías de contacto.

Twitter: https://twitter.com/RicardoAYague

Instagram: @yaguericardo

Facebook: https://www.facebook.com/Ricardo-Yag%C3%BCe-105533841233626

Cr. Ricardo Yagüe

Profesor de Administración Financiera

FCE – UNCuyo

Artículos Relacionados