Christian SanzMendoza en foco

#LasHerasGate: entre la complicidad, las operaciones de prensa y el perverso silencio de los medios mendocinos

Una nota (casi) editorial. Desde la redacción de Diario Mendoza Today.

Christian Sanz
Christian Sanz

Las “revelaciones” que vienen publicando los medios respecto de lo que ocurrió en Las Heras durante el mandato de Daniel Orozco, no revelan nada nuevo en realidad. La mayoría de esas cuestiones las viene publicando Diario Mendoza Today desde el año 2021, en completa soledad.

Debió ocurrir el cisma entre Alfredo Cornejo y Orozco para que los medios descubrieran que todo ello ocurría en el terruño que hoy comanda Francisco Lo Presti. Meses antes, el propio gobernador de Mendoza había calificado a su antecesor como “el mejor intendente desde el regreso de la democracia”.

¿Se hubieran animado los “grandes” medios de la provincia a publicar lo que hoy publican si no hubiera existido aquella ruptura? No, jamás se habrían atrevido. Porque su expertise es justamente esa: desinformar.

El caso más emblemático —y el más vomitivo— es el de Mendoza Post, que incluso instaló la etiqueta #LasHerasGate. No lo hizo gratis, desde ya. Millones de razones detrás de ello. Lo mismo que su hermanito menor, el portal Memo-lotudo.

Los demás medios bailaron al mismo compás, siempre perverso, pero lo hicieron más solapadamente. Nadie se anima a ser tan arrastrado como los medios de Plataforma Digital SA, firma que aglutina a los portales Post y Memo. Son la postal del “antiperiodismo”.

Entretanto, en Las Heras siguen pasando cosas. Más aún: muchos de los implicados en los escándalos que complican a Orozco y su mujer, Janina Ortíz, siguen trabajando en la comuna.

Sin embargo, la prensa de Mendoza no habla de ello. Sólo Mendoza Today, uno de los poquísimos medios que parece mostrar independencia en la provincia.

Lo demás es pura bosta, medios “ensobrados”, como diría Javier Milei. Con excelentes periodistas que viven bajo la censura de sus dueños. Nos consta. Nos lo dicen, cada vez más. Muchos de ellos piden trabajar en este diario. Pero no hay manera de contratarlos, porque nuestro presupuesto es muy limitado. 

Como sea, seguiremos en la trinchera, no sólo contando lo que los demás no se animan, sino también señalando a los “truchos” de siempre. Los “Montacuto” de la vida. Mercenarios que han prostituído un hermoso oficio como es el periodismo. 

Artículos Relacionados