Christian SanzPortada

Está preso por el crimen de Diego Aliaga y acusa a la Justicia de Mendoza de inventar (y forzar) evidencia

Gastón Nicolás Curi Sacolle es uno de los condenados por los jueces mendocinos y contó su verdad a Diario Mendoza Today.

El pasado 24 de octubre, el Tribunal Oral Federal Nº 1 condenó a los presuntos acusados por el secuestro y asesinato de Diego Aliaga, despachante de aduana y empresario, quien había sido asesinado a mediados del año 2020.

Tras un proceso de poco menos de un año, los jueces Alejandro Waldo Piña, María Paula Marisi y Alberto Daniel Carelli rechazaron los planteos de nulidad e inconstitucionalidad y dieron lugar a la teoría de la fiscal María Gloria André, que sostenía que los procesador llevaron adelante “una maniobra totalmente planificada”, según sus propias palabras dichas en durante el alegato.

Los magistrados sentenciaron a la pena máxima a Diego Alejandro Barrera Leucrini; su esposa Bibiana Elizabeth Sacolle Ferro y los hijos de ella, Gastón Nicolás Curi Sacolle y Lucas Agustín Curi Sacolle.

Estos últimos insisten en decir que son inocentes, pero aseguran que no encuentran eco en sus dichos. Sostienen que los medios les han dado la espalda, por motivos que no quedarían del todo claros.

En tal contexto, Diario Mendoza Today decidió entrevistar a Gastón, uno de los hijos de la Bibiana, la mujer de Diego Barrera, que incluye un audio que puede escucharse al pie. Desde la cárcel, esta es su verdad:

-¿Qué es lo que cuestionás del fallo que culminó en tu condena?

-En la lectura de los fundamentos advierto que hay un copio y pego del requerimiento de elevación a juicio al cual los jueces lamentablemente le pusieron el hombro. Partiendo desde el planteo de la incompetencia, en la audiencia número uno, después de la lectura del requerimiento de elevación a juicio que ahora en los fundamentos llamativamente no existe apartado relacionado al por qué del rechazo de ese planteo de la defensa, hecho por el cual los magistrados deliberaron y resolvieron al respecto y que, como les decía ahora nada mencionan. Aquí radica el núcleo del problema, ya que se ha mantenido la competencia Federal de manera caprichosa desde los inicios de esta causa. El juez federal Marcelo Garnica declara de oficio la incompetencia del fuero Federal, decisión apelada por el fiscal Fernando Alcaraz, resuelta posteriormente por la Cámara de Apelaciones de Mendoza, que no les dio una carta en blanco sino que les ordenó un periodo de investigación de 8 meses más en búsqueda de presupuestos esgrimidos por nuestra CSJN que justificaran el mantenimiento de la competencia Federal.

Gastón Nicolás Curi Sacolle
Gastón Nicolás Curi Sacolle / Mendoza Today

-¿Y qué resultó de todo ello?

-Nada encontraron, por la sencilla razón de que nunca existió ningún secuestro. De hecho entregamos las claves de nuestros celulares que fueron manipulados por las fuerzas policiales. Todo esto tiene un razonamiento lógico y científico que los señores jueces ignoraron por completo, por un lado, y realizaron una errónea interpretación por el otro. Esto es la necropsia y su resultado, datos científicos que no podían soslayarse de ninguna manera, y yo creo que esto tenía un objetivo y era el de mantener la competencia de excepción.

-¿Qué tendrían que haber hecho a tu entender?

-Si valoraban prueba científica, de inmediato debían descartar un secuestro y en consecuencia debía intervenir la justicia provincial, cuestión que no les convenía. A ver… por nombrarles algunos que otros detalles, los magistrados entre tantas cosas han expresado a fojas 35 de los fundamentos de su sentencia que el cuerpo del señor Aliaga es hallado amordazado, entabicado y atado. Lo cierto es que no existen constancias de eso, es totalmente falso, un disparate, una locura; y, a mayor abundamiento, durante el debate se tuvo que recurrir a las fotos del día del hallazgo, se podría haber recurrido a un video también porque en ese momento según relató un testigo que pasó por las salas, se le dio un teléfono celular y filmó todo ese procedimiento, pero ese contenido llamativamente nunca jamás apareció, algo por demás preocupante.

-Si es así, es grave…

-Los jueces tuvieron frente a ellos un complejo fotográfico que demostraba que no había ataduras de ningún tipo y que tampoco existían lazos, sogas, precintos ni cadenas, tampoco algún tipo de elemento que permitiera tener retenida a una persona en el tiempo en contra de su voluntad… Sinceramente no sé cómo pueden arribar a semejante conclusión, siendo que tuvieron ante ellos fotografías del momento en el que se halló el cadáver del Sr. Diego Aliaga que indicaban todo lo contrario de lo que ellos expresan en los fundamentos de la sentencia y, lo que me llama poderosamente la atención, es de que si van a sostener que el cuerpo de Aliaga habría sido hallado atado, entabicado y amordazado, no consten en actas dichos elementos y que el tribunal no exprese nada al respecto de los funcionarios intervinientes que confeccionaron el acta bajo semejante inconducta funcional. A esto hay que sumarle la declaración del médico forense Alberto Sanmartino, quien habló en audiencia testimonial y expuso su ciencia ante todas las partes, explicitando que no había signos de ataduras químicas, tampoco marcas de ataduras físicas y que de haber estado atado las marcas siempre quedan.. Que no podían precisar la fecha de la muerte pero que había una broncoaspiración y este es un dato de suma importancia, ya que es otro elemento que los señores jueces ignoraron por completo nuevamente.

Diego Aliaga
Diego Aliaga

-También está el tema de la imagen de Aliaga en la YPF…

-Claro, eso es de la fatídica mañana del 28 de julio de 2020 en una estación de servicio YPF de Guaymallén si mal no recuerdo, donde se lo observa con con un café y una tortita en su mano momentos antes del lamentable y desgraciado deceso. Esta prueba objetiva y decisiva para tamaña calificación legal que se nos ha enrostrado, ha sido desechada y no valorada con el rigor científico que esto merece, ya que esos alimentos con los que se broncoaspira Aliaga corresponden a los ingeridos antes de reunirse con Diego Barrera esa mañana del 28 de julio de 2020 y que en los fundamentos omiten mencionar.

-¿Qué respondés cuando se habla de que ustedes lo retuvieron vivo durante 72 horas?

-Ellos sostienen que hubo una persona viva y retenida sin la presencia de al menos una prueba en el lugar donde, a su criterio, habría permanecido Aliaga cautivo por 72 horas. Se han levantado miles de indicios en ese lugar.. pelos, colillas de cigarrillos, huellas, ropa, etcétera, sin que al menos una, al menos una, pertenezca a este señor y que les permita sostener la hipótesis de una persona con vida retenida contra su voluntad, lo repito una vez más, fue totalmente ignorado con el fin de mantener un secuestro y la intervención de la justicia Federal por motivos a esta altura más que obvios. Lo mismo sucede con la pericia caligráfica, Sergio Antonio Montano actuó ex profeso, apartándose de su ciencia, mintiendo en su testimonial, ¿quizás por bajada de líneas del fiscal Fernando Alcaraz?

-Te lo pregunto yo a vos: ¿Por bajada de líneas del fiscal Fernando Alcaraz?

-Es probable, pues la documentación había sido llevada a propósito en un primer allanamiento y luego sorpresivamente encontrada en un segundo allanamiento simulando que mi hermana tenía covid-19 ingresando a la propiedad solos teniéndola a merced de ellos. Y así todo desde el inicio de esta causa. Escuchá esto que locura, se me ha quedado grabado por lo injusto y una demostración más de su enorme arbitrariedad, a fojass 205 expresan, que la utilización de un género en el interior ocluyendo la cavidad oral, fue la modalidad elegida por las personas acusadas para que en el caso de hallarse el cadáver pudiesen disimular y verter otra hipótesis delictiva para evadir su responsabilidad criminal. Dios mío! Escuchen esta locura que solo vive en la mente de los sentenciantes, que sin prueba alguna inventan deliberadamente… Es decir ellos estarían afirmando en esta frase que el género habría sido colocado para disimular la causa de muerte, apartándose groseramente de la pericia forense. Esta gente del tribunal oral federal n°1 a cargo de Maria Paula Marisi, Wado Piña y Alberto Carelli ha inventado tan groseramente que da temor, esto no fue mencionado ni en la acusación histórica, ni en debate, se han extralimitado tan temerariamente y, ¿cómo te defendes de algo así? Acepto que en en ejercicio sus funciones puedan opinarlo, pero mínimamente que sea fundado, ¿de dónde sacan esto? Es gravísimo y clamo al cielo alguien me escuche!

-¿Qué opinás del peritaje acústico presentado por Gloria André?

-Es prueba nueva que se produjo por parte de la representante del Ministerio Público fiscal, Gloria André, a espaldas de las defensas. Es llamativo, por cierto, fue una pericia acústica realizada a un clip de audio de intervención telefónica del día 30 de julio de 2020 con ubicación en la dirección donde ellos afirman habría estado cautivo Aliaga, este fue remitido a la división de acústica forense de la provincia de Buenos Aires. En este audio se escucharía a la voz de una persona como pidiendo auxilio con voz de dolor… y esto también vale aclarar y que no es un dato menor porque según la ubicación del teléfono de esa llamada interceptada sería en el galpón de la calle Jujuy, sitio donde los señores jueces afirman que habría estado retenido, cautivo y oculto Aliaga y, que esa voz de fondo correspondería a él pidiendo auxilio. Esa pericia fue resuelta por acústica forense en Buenos Aires y el resultado fue remitido al tribunal oral donde determinaron que el ruido de fondo no correspondía espectrográficamente a una voz humana. Se han ocupado herramientas costosas como lo es este software desarrollado específicamente para la investigación forense, certificado por normas ISO, todo con el fin de perseguir a cualquier costo la hipótesis de una persona secuestrada y la intervención de la justicia federal, lo cual es totalmente falso, nunca existió un secuestro, jamás existió ningún plan destinado a secuestrar o asesinar a una persona. Este es otro elemento que se intentó ocupar deliberadamente en nuestra contra pero que, sorpresivamente después del resultado negativo no fue siquiera discutido durante el debate, otra prueba más que da cuenta de la arbitrariedad, parcialidad del tribunal oral federal y la pérdida de objetividad del Ministerio Público fiscal (Continuará).

Artículos Relacionados