Christian SanzPortada

Escándalo x 2 en la Coprosamen: falta de claridad en las elecciones y miles de dosis de vacunas vencidas

Documentos, audios y una escandalosa polémica que promete traer cola.

Christian Sanz
Christian Sanz

La Comisión Provincial de Sanidad Animal Mendoza (Fundación Coprosamen), institución creada para fortalecer la actividad ganadera, vive en estas horas un inesperado escándalo. En realidad, se trata de dos escándalos.

Por un lado, se habrían vencido unas 700.000 dosis de brucelosis caprina que fueron enviadas por el Senasa. Nunca se llegó a contratar a los veterinarios para aplicarlas y las vacunas se vencieron esperando ser aplicadas. 

Según pudo saber Diario Mendoza Today, las mismas se encontrarían aún en el edificio de la Coprosamen y no se pueden desechar porque nadie quiere poner la firma que certifique su vencimiento.

El otro escándalo refiere a la denuncia de productores ganaderos de Mendoza que denuncian que no están disponibles los padrones electorales que los habilita a votar o ser posibles candidatos. El siguiente documento lo prueba:

Debe aclararse que se trata de comicios que se están motorizando en este mismo momento, de ahí deviene la gravedad de lo referido. No es todo: las elecciones en San Carlos son este miércoles y todavía no se oficializan las listas ni se exponen los padrones de los votantes.

Y hay más: la semana que viene son los comicios en Tunuyán, y tampoco se han mostrado las listas ni los padrones.

La explicación es bien simple: el dinero que maneja la Coprosamen es abundante y la caja es bien apetecible. Ello explica por qué intentan dejar fuera de las elecciones a los propietarios de equinos, a quienes no consideran productores “con derecho a voto” en la fundación.

En tal sentido, en las últimas horas, se viralizó un audio correspondiente al vicepresidente de la entidad, Marcelo Valot, tratando despectivamente a aquellos que “tienen un burro mugriento”.

Lo antedicho se suma a puntuales desaguisados que viene acumulando la Coprosamen en los últimos tiempos.

Las miradas apuntan al apoderado legal, a la sazón operador político de la Fundación, un abogado llamado Alfredo Muñoz, que también tiene un Registro del Automotor.

Su esposa es una jueza llamada María José Cerdera, quien se inhibió en una causa judicial asegurando que su marido era íntimo amigo —y ha compartido cenas y eventos— de Sebastián Soneira, todopoderoso director de Asuntos Jurídicos de la provincia y, a la sazón, representante del portal Mendoza Post.

Tal cual reveló Mendoza Today en agosto de 2023, Soneira habría presionado a otros miembros por cargos internos en el Colegio de Abogados de Mendoza, e incluso para conseguir lugares en la Justicia provincial.

Dicho sea de paso, la Coprosamen es una Fundación y su elección la fiscaliza la Dirección de Personas Jurídicas, de la cual Soneira, como se dijo, es director. Nada parece casual.