PortadaSociedad

El Arzobispado de Mendoza, sobre la pobreza: “Es desgarrador ver a una persona en un basurero buscando comida”

Marcelo De Benedectis habló de la pobreza que subió a 55,5% según un estudio de la UCA.

Como publicó este martes Diario Mendoza Today, según un informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) la pobreza subió un 55,5% En tal contexto Marcelo De Benedectis, vocero del Arzobispado, dio su visión sobre esos números.

Lamentablemente a esos números hay que darle un rostro humano, no son números, son personas, familias, 10 puntos más de pobres, 8,9 más de indigentes. Consideramos la niñez, la adolescencia mayor el número. Hace cuantos años venimos escuchando esto, pero lamentablemente va en aumento. Algo pasa, creo que todos tienen que gestionar la cuestión social, hay que poner alguna medida de fondo, los parches no alcanzan, no sirven“, dijo en diálogo con Radio Mitre Mendoza.

Y añadió: “Lo que observamos en el cotidiano lo vemos reflejado en estos índices, pero son rostros humanos no son números, rostros humanos sufrientes, vulnerables”.

-En la Iglesia San Agustín ¿todos los días congrega mucha gente?

-En Santiago Apóstol, en Peatonal, sí grandes números, crecientes números y no solo en lo que hace a la gente que viene acá sino también en Cáritas parroquial.

-¿La gente ayuda?

-Sí, a pesar que la crisis que estamos viviendo ha golpeado a todos, también a los que ayudan. Me dicen, padre me gustaría ayudar más pero me esta llegando la boleta de luz, de gas que no puedo estirar mas, no me alcanza. Hay gente que tiene un corazón muy solidario pero que objetivamente numérica no alcanza pero no deja de falta la solidaridad y esta semana, especialmente el fin de semana tenemos la colecta de Cáritas que quiere dar respuesta a tantísimos familias, niños, jóvenes, ancianos, gente vulnerable con la solidaridad de todos, pero lo que vemos en el cotidiano se ve reflejado en estos índices. Por ejemplo a nivel de situación de gente en calle, teníamos 10 años atrás eran 40 raciones ahora estamos en 180 raciones por día. Está delicado. El país, la clase dirigente seguro, nos toca a todos empresarios, gremios, comerciantes, industrias que elaboran alimentos, tenemos que tomar conciencia que la situación no solo es crítica sino que va en aumento.

-A nivel nacional, esta situación que se vive con Capital Humano, este escándalo con los alimentos que no se han entregado.

Creo que es un emergente de un Estado que no funciona, algo falla con la cantidad de personas, con todos los medios que se tienen, llegar a esa situación es escandaloso, de mala gestión. No los digo por un partido u otro, lo digo como Estado, algo está fallando, tantos órganos de control, la misma justicia, todo no está bien y llegamos a esta situación que tenemos que salir con parches de nuevo a tratar de distribuir alimentos antes que se venzan, a sabienda que es un tema delicado, que hay quienes hacen negocio con el hambre de la gente, negocios o extorsiona por fines políticos en el sentido de ganar poder, de ganar ventajas económicas, realmente años atrás, cuando decimos que la crisis argentina es una crisis moral, sí, si vemos que hay kioscos por todos lados y eso daña a todo el tejido social pero volviendo a la pregunta, el Estado no está cumpliendo, este Estado eficaz, ojo que hablo de Estado eficaz con una gran sensibilidad humano de la dignidad de toda persona y para eso está el Estado, sino es para cuidar al ciudadano y darle dignidad, estudio, trabajo, salud.

-¿Cómo se maneja la distribución, parte de esta mercadería podría haber llegado a la provincia, a algún comedor que manejen ustedes?

-Sí. Lo que puedo conocer del tema es muy complejo, sí habría que aceitar los canales de distribución que sean eficaces que no se queden de 100 paquetes de leche y a la familia pobre lleguen 10 paquetes, que lleguen los 100. Es decir testear la transparencia de los canales, acá el Estado puede hacer uso, organizaciones sociales no gubernamentales, instituciones pero repito con un monitoreo de transparencia y de eficacia de gestión sino grandes masas de alimentos no llega a quien tiene que llegar.

-¿Tienen contacto con Conin?

Tenemos relación de ayuda, de colaboración. Conin lo conozco desde el comienzo, en lo que podemos colaborar para vencer la desnutrición infantil y la estimulación de los niños, bienvenido sea. Hay canales de comunicación y cuando nos tenemos que dar una mano, nos damos una mano.

-En esto la Iglesia ha tomado preponderancia, en esto de evitar intermediarios. Por eso consultaba como es la conexión con el gobierno nacional ¿esta más aceitada?

-En general la experiencia que tengo del tema, el Estado lamentablemente no es confiable, te puede prometer mucho y a la hora de una situación te frena todo. Por eso apoyarnos mucho en la solidaridad del pueblo, también hay empresas que tienen actitudes de mucha solidaridad y que van entregando alimentos o elementos de higiene para poder paliar la situación de las familias. Es gravísimo el tema de alimentos pero también el tema de higiene, la higiene personal, la higiene del hogar son elementos que hoy vemos cuando vamos al supermercado los precios de la lavandina, detergente, lo que sea todo está muy caro y la gente no llega.

-¿Con la juventud cómo lo están manejando, ese es otro problema que se vive con la droga?

Con los jóvenes caminar con ellos, estar con ellos, darles protagonismo a la juventud, Cáritas está haciendo un trabajo muy lindo en las comunidades pero también es cierto que los mismos jóvenes encuentran la fuerza interior para ir adelante, cuando se pierde la esperanza, la ilusión, la posibilidad de progresar se hace muy difícil que la energía de cada persona se ponga en actividad. Creo que un elemento a tener más en cuenta, no como elemento para usar sino para acompañar para que los jóvenes sean protagonistas pero démosles un horizonte más confiable, lleno de esperanza que el esfuerzo vale, estudiar vale, trabajar vale y que no sea la salida la droga, esa mancha de aceite que se sigue desparramando en todos los sectores de la sociedad es la salida.

-Mendoza tiene uno de los índices de pobreza infantil más altos de Argentina, un 75%, cómo se trabaja con esta vulnerabilidad.

-Hay esfuerzos, búsqueda pero también están faltando herramientas legales para, si hasta ahora no hemos parado esto, y esto ha ido creciendo o algo está faltando o algo estamos haciendo mal. A nivel Mendoza creo que está faltando el defensor de la niñez y adolescencia como un órgano con poder de policía porque acá vemos que no llegan los alimentos, no hay salud, con un esfuerzo enorme pero ¿quién vela para que las cosas se hagan?. Hay una violencia infantil muy grande, pero ¿quien está velando?. Tenemos que darle en esta perspectiva una toma de decisiones que exijan respuestas. Nos estamos jugando el presente y el futuro con los niños. Es desgarrador e inmoral ver a una persona en un basurero buscando comida.

Artículos Relacionados