PortadaSociedad

Tristeza y bronca en la imponente caravana para despedir al policía de la UMAR muerto por una alcantarilla en desnivel

Leandro Torres, el policía mendocino de 38 años que falleció esta semana tras sufrir un grave accidente mientras patrullaba en Guaymallén fue despedido por familia, amigos y compañeros en una imponente caravana.

El incidente ocurrió el martes por la noche cuando Torres, que pertenecía a la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR), pisó una alcantarilla desnivelada y perdió el control de su motocicleta BMW GS800. Este accidente le provocó severas heridas que resultaron fatales.

Torres estaba patrullando en pareja por el distrito de Belgrano en la calle Félix Suárez cuando recibió una llamada de emergencia. Según fuentes policiales y una vecina testigo del hecho, el agente se desplazaba a baja velocidad en el momento de recibir la alerta. Al acelerar para atender la emergencia, perdió el control de su vehículo debido a la alcantarilla hundida, lo que resultó en un fuerte impacto.

El oficial fue trasladado de inmediato al hospital por una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC). A su ingreso, Torres presentaba inconsciencia, traumatismo de tórax y otras heridas graves. Fue atendido inicialmente en la sala de Shock Room y luego trasladado a Terapia Intensiva. Lamentablemente, su estado se deterioró rápidamente y falleció en la madrugada del miércoles.

La noticia de su fallecimiento conmocionó a sus colegas y amigos, quienes lo despidieron con una emotiva e imponente caravana el jueves.

Torres era conocido por su dedicación y compromiso con su trabajo en la UMAR, y su pérdida ha dejado un profundo vacío en su comunidad y en el cuerpo policial.

Artículos Relacionados