Internacionales

Un ministro israelí admite que Netanyahu está “fracasando” y pide elecciones

Crítica frontal de Gadi Eisenkot, miembro del Knesset y observador del gabinete de guerra.

Un ministro del gabinete de Israel acusó a la coalición del primer ministro Benjamín Netanyahu de “fracasar estrepitosamente” en medio de la guerra de Gaza, lo que provocó una reprimenda del partido Likud de en la medida que se profundizan las divisiones políticas.

Gadi Eisenkot, miembro del Knesset y observador del gabinete de guerra, afirmó que Netanyahu había fracasado en materia de seguridad y economía y convocó a elecciones para finales de año.

En una conferencia, el ex jefe militar, cuyo hijo menor murió en combate en la Franja de Gaza en diciembre, afirmó que Netanyahu estaba engañando a los ciudadanos con lemas de “victoria total” contra Hamas en lugar de ser sincero sobre la complejidad de la guerra de Gaza, ahora en su octavo mes.

“Cualquiera que diga que disolveremos algunos batallones en Rafah y luego devolveremos a los rehenes está sembrando una falsa ilusión”, afirmó.

El político agregó: “Se necesitarán de tres a cinco años para estabilizar [Gaza] y luego muchos más años para construir una alternativa a Hamás”.

Añadió que Netanyahu no había cumplido sus principales promesas de campaña de 2022, incluido detener el programa nuclear de Irán, formalizar las relaciones diplomáticas con Arabia Saudita y fortalecer la economía.

La reacción del Likud

En una declaración en Telegram, el partido Likud indicó que Eisenkot y el ministro del gabinete de guerra israelí, Benny Gantz, el principal rival de Netanyahu, estaban buscando excusas para abandonar la coalición en el punto álgido de la guerra.

“En lugar de buscar la victoria, se involucran en política mezquina”, anotó el Likud.

Esta fue la última disputa en la coalición, planteando interrogantes sobre cuánto tiempo podría sobrevivir el gobierno de Israel en tiempos de guerra mientras Netanyahu se enfrenta a demandas contradictorias de los miembros de la coalición y enfrenta un escrutinio global sobre la conducta de guerra de Israel, incluido el de su principal aliado, Estados Unidos.

Más de 36.000 palestinos murieron en el ataque de Israel a Gaza, informó el Ministerio de Salud del enclave bloqueado, y miles más quedaron atrapados bajo los escombros.

A principios de mayo, Gantz amenazó con retirar su partido de centroderecha de la coalición de emergencia ampliada del primer ministro conservador antes del 8 de junio si Netanyahu no ofrecía claridad sobre los planes de posguerra para Gaza.

La postura de los Estados Unidos en la ONU

Israel debe hacer más para proteger a los civiles palestinos en Gaza y debe “eliminar todas las barreras al flujo de ayuda a escala a través de todos los cruces y rutas” hacia el enclave, expresó un representante de los Estados Unidos al Consejo de Seguridad de la ONU el miércoles.

“El continuo patrón de daños civiles significativos resultantes de incidentes como los ataques aéreos del domingo socava los objetivos estratégicos de Israel en Gaza”, advirtió el embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Robert Wood, al Consejo de 15 miembros.

Artículos Relacionados