PortadaSociedad

La Policía Montada no logra contener los robos en el Procrear de Maipú

Los vecinos del complejo habitacional Procrear de Maipú están enfrentando una grave crisis de inseguridad, con robos nocturnos frecuentes que ocurren a pesar de la presencia de la Policía Montada dentro del barrio y rondines diurnos. Los delincuentes han convertido a los residentes en un blanco constante, aprovechando las horas de oscuridad para cometer sus actos.

Este miércoles a la madrugada, los delincuentes ingresaron nuevamente en uno de los complejos de departamentos mientras todos dormían.

La alarma de uno de los vehículos sonó a las 4 de la mañana, alertando a los vecinos de las torres del Procrear de Maipú ubicadas sobre calle Cerro Juncal entre Martínez Leanez y 22 de diciembre, frente al club PUMAI. Los vecinos se asomaron para ver qué sucedía, notando que las luces con sensores de movimiento de las cocheras estaban encendidas. No obstante, no observaron nada inusual en ese momento.

Por la mañana, aún de noche, un mensaje en el grupo de WhatsApp de los propietarios alertó que la alarma del auto había sonado porque los ladrones habían abierto el vehículo para robar la rueda de auxilio. Los vecinos empezaron a revisar sus cocheras y descubrieron que les habían movido o robado pertenencias.

En el grupo de la alarma comunitaria, otra familia informó que despertaron con la alarma de un auto. Al asomarse, vieron a un ladrón intentando sacar la rueda de auxilio de una camioneta. Los gritos de la esposa lo asustaron, haciendo que huyera y dejara la rueda tirada en la vereda.

La situación en el Procrear de Maipú ha ido empeorando desde febrero, cuando los robos comenzaron a aumentar, especialmente en las plazas y espacios verdes del barrio. Los delincuentes se llevan cobre y cualquier cosa de valor de los bebederos de las plazas y las farolas instaladas por el municipio, vendiéndolos en villas cercanas.

Pero los robos ahora también afectan a los balcones de los departamentos. Una vecina contó a Canal 9 Mendoza su preocupación diciendo que los delincuentes están dispuestos a todo, incluso a ingresar en las casas mientras las familias están adentro.

Artículos Relacionados