EconomíaPortada

Tras el congreso en Mendoza, la UIA difundió un informe sobre la caída de la producción de 42,9% en empresas de Cuyo

Después de visitar Mendoza, la Unión Industrial Argentina difundió un duro informe sobre la coyuntura económica y anticipó más despidos en las pymes, con una caída en la producción de 42,9% en las empresas relevadas en Cuyo. En la región se registró un desplome de la venta en el mercado interno en 56,5% de las empresas. 

El 53% de las empresas encuestadas -1.200 en todo el país- enfrentó caídas de la producción, el 60% en las ventas, el 37% en las exportaciones y el 24% en el empleo.

El jefe de la UIA, Daniel Funes de Rioja, pintó un panorama adverso en su paso por Mendoza, sin embargo, pidieron ir a fondo con la Ley bases, con media sanción en Diputados, el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI), que implicará la destrucción de miles de pymes.

Según el informe difundido en las últimas horas, las empresas afirmaron que su situación está peor que hace un año. Esto se pudo ver en las percepciones sobre la propia empresa (58,4%), en la situación de su sector de actividad (77,2%) y respecto al país (67,2%). Todas las variables están en rojo: la producción, la venta, la exportación y el empleo, como se ve en sl siguiente gráfico que forma parte del informe.

Las empresas manifestaron una disminución de su dotación de personal de un 24%, el valor más alto desde 2021. Además de reducción de personal, las empresas aplicaron suspensiones y redujeron turnos.

Además, aumentaron las empresas con dificultades para hacer frente a sus pagos. El 12% de las empresas encuestadas presentó problemas para afrontar integralmente todas sus obligaciones (salarios, proveedores, compromisos financieros, tarifas de servicios públicos e impuestos), el valor más alto de la serie. Los mayores atrasos fueron en el rubro impuestos.

Pese a todo, señalaron que “las expectativas para para dentro de un año muestran una mejora. El 62,1% espera que la situación económica de su empresa mejore en el próximo año, mientras el 68,3% esperan una mejora en la situación del país”. No detallaron en qué se basan sus esperanzas.

Al momento de enumerar sus preocupaciones, el aumento en los costos está primero, seguido por la caída de la demanda de industrias y la demanda de hogares, lo cual ilustra la destrucción del mercado interno consecuencia del plan de Milei en sintonía con el establishment.