Christian SanzPortada

El choque de una camioneta del Senado de Mendoza (que no tenía seguro) destapó una nueva polémica

Hebe Casado no gana para escándalos. Si algo le faltaba...

Christian Sanz
Christian Sanz

El Senado provincial viene acumulando cuestionamientos de diversa índole por parte de la oposición, básicamente motorizados por los ostentosos gastos que allí se hacen y que se mantienen ocultos. Parte de aquella documentación la viene revelando Diario Mendoza Today.

A ello se suma un nuevo escándalo, provocado por una cuestión acaso menor, el choque de un vehículo oficial el pasado 13 de mayo. La cuestión es que esta última circulaba sin el correspondiente seguro obligatorio.

Se trata de una camioneta Amarok dominio AF089IZ que pertenece al Senado mendocino, que sabe transitar de manera irregular. Porque la póliza, como se dijo, está vencida. Consta ello en el expediente 14812/24, al cual tuvo acceso este medio.

Allí se hace referencia a una carta documento, número 02721AA437, donde la empresa Sancor Cooperativa de Seguros Limitada advierte que no atenderá el siniestro. Se trata del comienzo de un conflicto que promete escalar a nivel judicial.

Sin mencionar que las camionetas del Senado suelen ser manejadas por custodios que pertenecen a la policía de Mendoza. O sea, otro Poder, ajeno al Legislativo.

“Para que se mueva un bien del Estado, quienes lo hacen deben tener, no sólo carnet profesional, sino pertenecer a la dependencia del mismo”, dijo a este diario una fuente legislativa.

El mismo informante advirtió que esto figura en la ley de procedimiento administrativo y también se detalla entre las responsabilidades del Acuerdo del Tribunal de Cuentas 3.485, título I capítulo II artículo 3ero, inciso A, B y C.

La responsabilidad le cabe, por ley, primero al responsable de inventario, Sandra Orlando; luego al secretario Administrativo, Pablo Priore; y tercero a la vice, Hebe Casado”, detalló la fuente. Acto seguido, invitó a quien firma estas líneas a investigar el “gasto desmedido de combustible”.

Sea como fuere, si algo le faltaba a la vicegobernadora era esta inesperada polémica.

Artículos Relacionados