Internacionales

El primer ministro británico busca imponer un servicio nacional obligatorio militar

La medida que impulsa el Partido Conservador aplica para los jóvenes de 18 años, quienes pasarían a trabajar en áreas como la logística o la ciberdefensa.

Todos los jóvenes de 18 años en Gran Bretaña tendrán que realizar un año de servicio nacional militar o civil obligatorio si el gobernante Partido Conservador gana las elecciones nacionales del 4 de julio, dijo el partido el domingo.

El primer ministro, Rishi Sunak, se comprometió a restablecer una forma de servicio nacional por primera vez en más de 60 años, tratando de dinamizar su campaña electoral después de un comienzo vacilante.

El Reino Unido introdujo el servicio militar obligatorio para hombres y algunas mujeres durante la Segunda Guerra Mundial, e impuso 18 meses de servicio militar obligatorio para los hombres entre 1947 y 1960. Desde entonces, el ejército británico es voluntario y su tamaño no ha dejado de disminuir.

Según el plan, una pequeña minoría de jóvenes de 18 años, 30.000 de un total estimado de 700.000, pasaría 12 meses en el ejército, trabajando en áreas como la logística o la ciberdefensa. El resto pasaría un fin de semana al mes trabajando para organizaciones benéficas, grupos comunitarios u organizaciones como hospitales, policía y bomberos.

Sunak dijo que el programa ayudaría a “crear un sentido compartido de propósito entre nuestros jóvenes y un sentimiento renovado de orgullo por nuestro país”.

Aún no está claro cómo se hará obligatorio. El Ministro del Interior, James Cleverly, dijo que no se obligaría a nadie a servir en el ejército.

Cleverly declaró el domingo que el principal objetivo del nuevo plan no era potenciar el ejército, sino construir “una sociedad en la que la gente se mezcle con personas de fuera de sus propias comunidades, se mezcle con personas de diferentes orígenes, diferentes religiones, diferentes niveles de renta”.

Los conservadores estimaron el coste del plan de servicio nacional en 2.500 millones de libras (3.200 millones de dólares) al año. Dijeron que se pagaría en parte tomando 1.500 millones de libras (1.900 millones de dólares) del Fondo de Prosperidad Compartida del Reino Unido, creado en 2022 para regenerar las comunidades pobres.

Los laboristas dijeron que el anuncio del servicio nacional era un “compromiso desesperado de 2.500 millones de libras (3.200 millones de dólares) sin financiación” de un partido “en bancarrota de ideas”. El ex ministro de Interior laborista Alan Johnson dijo que el plan tory equivalía a un “voluntariado obligatorio” y pronosticó que “nunca ocurrirá”.

Las elecciones en el Reino Unido deben celebrarse con un intervalo máximo de cinco años. El Primer Ministro puede elegir el momento dentro de ese periodo y Sunak, de 44 años, tenía hasta diciembre para designar la fecha.

Tomó por sorpresa a la mayoría de la gente, incluidos los de su propio partido, cuando anunció el miércoles que las elecciones se celebrarían el 4 de julio. Los conservadores, que llevan 14 años en el poder, van por detrás del opositor Partido Laborista, liderado por Keir Starmer, en las encuestas de opinión y están intentando superar la sensación generalizada de que los votantes quieren un cambio.

El anuncio electoral de Sunak ante el número 10 de Downing Street se vio empapado por la lluvia y ahogado por manifestantes que entonaban una canción de la campaña laborista. Una de sus primeras paradas de campaña fue en los astilleros de Belfast donde se construyó el Titanic, otro detalle aprovechado alegremente por los opositores.

Los votantes elegirán a los legisladores que ocuparán los 650 escaños de la Cámara de los Comunes. El líder del partido que consiga la mayoría en los Comunes, solo o en coalición, se convertirá en Primer Ministro.

(Con información de AP)

Artículos Relacionados