PortadaSociedad

Un baño para 90 personas y colchones con chinches: la situación de quienes optan por dormir en los cajeros de Mendoza

"Los nuevos no tienen frazadas, he visto a muchos chicos taparse con cartones".

En la provincia de Mendoza, cerca de 500 personas viven en la calle, marcando un alto ascenso y enfrentando grandes vulnerabilidades, como el frío, robos y violencia nocturna.

Y si bien existe un refugio en Mendoza a donde invitan a las personas en situación de calle a pasar la noche, muchos optan por los cajeros automáticos para atravesar las bajas temperaturas.

Un hombre habló con Canal 9 Mendoza sobre la dura realidad que enfrentan día a día en la calle. “Cuando hace frío, muchos optamos por irnos a dormir a los cajeros antes que al albergue que nos da el Gobierno, donde hay 90 personas y un solo baño. Los colchones están llenos de chinches”.

Y dijo: “El Gobierno no nos alberga porque nos quiere ayudar, nos alberga porque nos quiere esconder. Si nos quisiera ayudar nos daría un lugar como la gente, donde nos podamos bañar, tener la comodidad de un baño, un roperito para guardar nuestras pertenencias”.

Y también contó que “los nuevos no tienen frazadas, he visto a muchos chicos taparse con cartones”.

El hombre contó cómo es su día a día viviendo en las calles de Mendoza: “Duermo hasta las 2 de la mañana y de ahí me voy a buscar latitas de aluminio y las vendo. Tengo 57 años, hay mucha gente de mi edad o más jóvenes”.

Desde la Pastoral de la Calle aseguran que cada vez es más difícil poder ayudar debido a que las donaciones son cada vez menos. “Es increíble, cada vez que abrimos la puerta tenemos una sorpresa nueva”, dijeron desde el refugio, y aseguraron que reciben entre 110 y 136 personas por día.

Lo que más les cuesta conseguir son las donaciones. Necesitan cosas para el desayuno, como tortitas, pan, azúcar, leche y café. También piden ropa de abrigo, como frazadas, camperas, medias y zapatillas.

La Pastoral de la Calle es el organismo de la Arquidiócesis de Mendoza abocada al cuidado por las personas en situación de calle y vulnerabilidad social. Está conformada por todas las parroquias, grupos y movimientos de la Iglesia Católica que realizan un apostolado, misión y abordaje de la problemática de calle en todas sus dimensiones.

La misión de la Pastoral de la Calle tiene que ver con un acompañamiento social, afectivo y vincular para estas personas, brindando asistencia alimentaria por medio de almuerzo, meriendas y cenas, acompañamiento espiritual, espacios de escucha activa y acompañamiento socioafectivo y vincular.

Artículos Relacionados