PolíticaPortada

Valerio sobre el paro de judiciales de Mendoza: “No es un problema de 5 pesos más o menos, hay todo un trasfondo”

“Hay que diseñar el sistema de justicia y dejar de improvisar” dijo el juez de la Suprema Corte de Mendoza. Contó que en el Fuero Penal están trabajando con personas que han ingresado hace poco meses y con pasantes. Este jueves el pleno de la Corte recibió al gremio para destrabar el conflicto.

Este jueves, el juez de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, José Valerio, habló del conflicto que hay con el paro de judiciales y negó que la justicia esté paralizada. “Paralizada sería que no funcione nada, no es que no funcione nada, pero en el fuero judicial estamos resolviendo las causas con personas privadas de la libertad y dentro de ellos las audiencias donde de acuerdo al planteo que hay para la audiencia puede recuperar la libertad o no”, dijo por Radio Mitre Mendoza.

Y añadió: “Es decir le damos prioridad al derecho al privado de libertad. En la mayoría que se pueda hacer otra cosa, se hace. Pasa que estamos trabajando en el Fuero Penal fundamentalmente con las personas que han ingresado al Poder Judicial que no pueden hacer medidas de fuerza porque tienen muy pocos días o meses en el Poder Judicial y con pasantes. Esto no significa que no tengamos gente de experiencia trabajando en el foro. En algunos casos los jueces son los que operan los sistemas informáticos para poder celebrar las audiencias”.

-¿Usted emitió una resolución en donde se dispuso la suspensión de audiencias fijadas sin personas detenidas entre el miércoles que ha pasado y hasta el lunes próximo?

-Efectivamente, al igual que en la pandemia, definimos la suspensión, porque tiene una particularidad, la reforma, la transformación de la justicia, este tipo de decisiones dejaron de ser decisiones jurisdiccionales para pasar a ser decisiones administrativas. Los administradores se han plegado al paro y entonces había que tomar una decisión, esperamos unos días, seguían con las medidas de fuerza y entonces avanzamos con esta decisión y vamos a tener que avanzar con otras decisiones más porque vamos a tener que hacer la reingeniería para poder absorber el problema de lo que significa esta medida de fuerza a posterior. Hemos perdido tiempo y no tenemos agenda hacia adelante. Vamos a tener que priorizar el trabajo con la actividad con relación a los detenidos, con las urgencias. Habrá que hacer la ingeniería como la tuvimos que hacer frente a la pandemia.

-¿Cree que se puede destrabar el conflicto?

Reunión ha tenido el presidente con el gremio, hoy es reunión con el pleno de la Corte. Insisto no es un problema contable, no es un problema de 5 pesos más o 5 pesos menos, hay todo un trasfondo, el pedido viene de hace muchos años. Suelo recordar lo que fue el 83 al 86 hasta que se hizo el acuerdo con respecto a los jueces en el primer tramo con respecto a sus sueldos, después otro tramo que terminó bastante conflictivo en una parte de gobierno de Roberto Iglesias y Julio Cobos, que se terminó solucionado para los jueces en el gobierno de Jaque, llevamos 40 años en donde vamos amontonando parches y no tomamos el toro por las astas para darle una solución a esta problemática, entonces definitivamente hay que sentarse, diseñar el servicio de justicia, es decir cómo vamos a trabajar y dejar de improvisar para poder encontrar una solución real al problema, hay que buscar solución para adelante.

-¿Qué implica tomar el toro por las astas?

-Hay que hacer la transformación de la justicia, hubo una época en donde se les había ocurrido a algunos que duplicando las secretarías por los  juzgados solucionábamos los problemas, después se dieron cuenta que eso no servía para nada, entonces duplicaron los jueces con los mismos secretarios. Y seguimos llenando de funcionarios y empleados amontonando parches y no soluciones.

-Es un frankenstein.

-Es un frankenstein, lo que ocurre es que la masa salarial no deja de ser la misma, en el año 2001-2002 era el 5 y pico, sin embargo, nosotros tenemos un ejército de funcionarios y empleados, lo que hay que hacer es rediseño. Tenemos que entender que la justicia es un servicio, eso acelera las decisiones, en cambio si tenemos un ejército de funcionarios y empleados las decisiones se van derivando, la solución a esto no es el expediente digital, digitalizarlo es nada más que incorporar tecnología al mismo problema, lo que hay que cambiar es la cabeza. No es digitalizar los problemas que hoy tenemos porque lo único que tenemos es el lujo de usar computadoras para hacer lo mismo de antes, hay que cambiar, hay que hacer reingeniería del proceso, hay que pensar de otra manera, hay que pensar la justicia del futuro y dejar de mirar el siglo 19.

Artículos Relacionados