Christian SanzPortada

El drama de los policías que tienen que cumplir servicio en el Gran Mendoza y gastan una fortuna para viajar

Se gastan casi todo lo que ganan en pasajes de colectivo.

Durante la madrugada se los puede ver deambulando en el frío cemento de la terminal de ómnibus de Mendoza para poder viajar. Son varias decenas de policías, cada jornada.

Denuncian que deben “mendigar” para ser llevados sin pagar pasaje, ya que los cupos siempre están completos. Se trata de apenas dos por micro. Incluso, muchas veces las empresas ni siquiera cumplen con ese mínimo.

No son pocos los efectivos que terminan pagando 20 mil pesos, o más, para ir y volver a sus destino. Es el mismo dinero que ganan por cada día de trabajo.

“Como mínimo estamos pagando la mitad del boleto”, dijo un policía a Diario Mendoza Today a efectos de reflejar su derrotero.

Y añadió: “Imaginate, son $25.000 por guardia, unas 10 guardias al mes, un total de $250.000, con un salario que no llega a los 400 mil pesos. Encima hay mucha gente que viaja y no le quieren dar el traslado más cerca de sus hogares”.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Y la fotografía que puede verse al pie habla por sí misma. Fue posteada en redes sociales por alguien que graficó con precisión:

“Hoy a las 2:30 yendo a tomar el micro para ir a trabajar y encontrarte 30 policías aproximadamente y q los chóferes te cierren la puerta en la cara diciendo que ellos tienen prohibido llevar policías, que te hagan pagar el pasaje de 8.500 y no te aseguran el asiento, aguantando que te basureen como se les dé la gana, diciendote que te llevan 50 km y te tiran en la ruta para ver si alguien te alza”.

El presidente del Partido Verde, Mario Vadillo, la reprodujo, como tantos otros. Con su propio comentario: “Mendigan los policías para ser llevados en los colectivos a los departamentos. Muchos están pagando una gran parte de su salario en pasajes, y otros abandonan la fuerza. La partida presupuestaria se subejecuta y se desvían los fondos por @alfredocornejo”. Más claro, echarle agua.

Artículos Relacionados