PortadaSociedad

Detectaron una peligrosa bacteria en el hospital Notti y hay un menor internado

En Mendoza, el adolescente de 13 años fue diagnosticado con “neumonía nosocomial”, por la infección de una bacteria que prolifera en cañerías o sistemas de aire acondicionado.

Esta semana, se reportó la identificación de una peligrosa bacteria en el Hospital Pediátrico Humberto Notti. Se trata de un caso de Legionella pneumophila, contraída por un paciente de 13 años, por lo que se encuentra internado con “neumonía nosocomial”.

Esta situación, según publica el colega Pablo Mannino en La Nación, puso en alerta a las autoridades locales, reforzando el control en el establecimiento, aunque consideran que se trata de un “caso aislado”. La bacteria se transmite por vía aérea y prolifera en cañerías o sistemas de aire acondicionado, lo que suele incidir directamente en personas hospitalizadas.

Frente a este episodio, el mismo medio recordó lo ocurrido en 2022 en una clínica de Tucumán, donde hubo 8 muertos y una veintena de contagiados, desde el Ministerio de Salud de Mendoza informaron que el paciente está bajo tratamiento antibiótico, con evolución favorable; al tiempo que aclararon que se mantienen diversas medidas de vigilancia para evitar la propagación de la infección en el centro asistencial. “El paciente se encuentra compensado, con tratamiento antibiótico específico”, indicaron desde el Ejecutivo local a La Nación.

El diagnóstico clínico de “neumonía nosocomial” en el menor de 13 años fue establecido a raíz de contraer el peligroso agente, tras días de internación en el hospital. La Legionella pneumophila es una potente bacteria que se localiza comúnmente en agua estancada o en sistemas de agua, como aires acondicionados, tanques y cañerías. La forma de transmisión es por las vías respiratorias a través del agua contaminada o microgotas en el aire, en tanto, es muy resistente a las condiciones térmicas.

Desde el Ministerio de Salud reforzaron la información acerca de la enfermedad, haciendo hincapié en que se trata de una bacteria que vive en agua dulce, que se encuentra estancada o en recipientes y se transmite por vía respiratoria al inhalar las gotitas que son las que contienen las bacterias, pero que “no hay contagio de persona a persona”.

Artículos Relacionados