PolíticaPortada

Posse y Francos recibieron a diputados de la UCR de Mendoza y adelantaron detalles de la ley ómnibus y del paquete fiscal

En el encuentro los referentes del Gobierno revelaron que la propuesta es dejar el mínimo del impuesto a las Ganancias en 1.8 millones para solteros y 2.2 millones para casados.

Este lunes, después de reunirse con el diputado nacional Miguel Ángel Pichetto y otros referentes del bloque Hacemos Coalición Federal, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Interior, Guillermo Francos, recibieron a un grupo de representantes de la bancada de la Unión Cívica Radical (UCR) por Mendoza en la Casa Rosada, con la ley ómnibus en la mira.

Por parte del radicalismo estuvieron los diputados Julio Cobos, Pamela Verasay, Lisandro Nieri, Karina Banfi, Soledad Carrizo, Pablo Cervi y Carla Carrizo además del secretario parlamentario del bloque radical, Alejandro Cacace. 

Según supo la agencia Noticias Argentinas de uno de los representantes de la UCR que estuvo presente en el encuentro, además de hablarse de la ley ómnibus se analizó el paquete fiscal, cuyo tratamiento se dará “conjuntamente” y en simultáneo en las comisiones de la Cámara baja.

Además, el Gobierno comunicó a los referentes radicales que la propuesta es dejar el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias en 1.800.000 pesos para trabajadores solteros y en 2.200.000 pesos para casados.

La alícuota inicial del renombrado impuesto a los Ingresos Personales será del 5% y la actualización será anual en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC).

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, deslizó ayer en el lanzamiento de La Libertad Avanza en la Ciudad de Buenos Aires, que la discusión sobre la reposición de Ganancias se daría “en otra etapa”.

Sin embargo, la fuente consultada del radicalismo confirmó a NA que la reversión de Ganancias está incluida en el paquete fiscal, que se tratará por separado a la ley ómnibus, pero en simultáneo.

Sobre la ley Bases, destacó que hay acuerdo en general a algunos de los cambios respecto del dictamen anterior, como por ejemplo en el recorte de las facultades delegadas y el achicamiento del plan de privatizaciones, pero hay observaciones respecto al artículo 71 sobre desregulación económica.

Este artículo faculta al Poder Ejecutivo Nacional a poder derogar o modificar regulaciones sobre la actividad económica privada en diferentes casos.

Según especifica el articulado, esto sería para regulaciones “que importen un incremento de sus costos, limiten el ejercicio de la autonomía de la voluntad o provoquen la escasez de bienes y servicios sin justificación de interés público suficiente”.

El objetivo de esta política sería “facilitar la mayor eficiencia y eficacia en el ámbito alcanzado por la regulación de que se trate”. “Nos van a mandar una nueva propuesta del artículo 71. Tal como como está, no lo apoyamos”, reveló el radical.

Una discusión que seguramente traerá un fuerte revuelo en la reforma laboral, que estará incluida en el borrador que se dará a conocer mañana.

A grandes rasgos, el radicalismo comparte la necesidad de modernizar la legislación laboral, pero mirará con lupa la letra chica para no afectar derechos, y elevarán su propia propuesta para sumar al debate. 

“Vamos a llevarles una propuesta en la semana para incorporar en el dictamen de la Ley Bases”, indicaron las fuentes de la UCR.

En el encuentro en la Casa Rosada también estuvieron presentes el secretario ejecutivo de Gobierno de la Jefatura de Gabinete de Ministros, José Rolandi; y el secretario de Interior, Lisandro Catalán.

A la salida del cónclave, Cobos tomó contacto con la prensa y señaló que antes de tomar una decisión sobre cómo posicionarse acerca de a ley ómnibus, analizarán al detalle el texto definitivo del dictamen.

“Tenemos que ver el texto definitivo. Vamos a esperar que todo vaya avanzando”, dijo escuetamente el mendocino mientras se retiraba de la Balcarce 50 en un vehículo.

Artículos Relacionados