Internacionales

Fuerte intimación de la Corte Internacional de Justicia a Israel por el hambre en Gaza

Los palestinos están al borde de la hambruna por el bloqueo de la ayuda humanitaria

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó el jueves por unanimidad a Israel, acusado por Sudáfrica de genocidio en Gaza, que tome todas las medidas necesarias y eficaces para garantizar el suministro de alimentos básicos a la población palestina del enclave y detener
la propagación de la hambruna.

La decisión se conoció mientras fuerzas israelíes y combatientes palestinos se enfrentaban cuerpo a cuerpo en los alrededores del hospital Al Shifa de Gaza, donde las alas armadas de Hamás y la Yihad Islámica dijeron haber atacado a soldados y tanques israelíes con cohetes y fuego de mortero.

Las nuevas medidas fueron solicitadas por Sudáfrica en el marco de su caso, en el que acusa a Israel de genocidio de Estado en Gaza. El Consejo de Seguridad de la ONU votó el martes a favor de exigir un alto al fuego inmediato y la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes. Estados Unidos se abstuvo en la votación, pero no la vetó.

Israel, por su parte, declaró que está haciendo esfuerzos para ampliar el acceso de los grupos humanitarios a Gaza por tierra, mediante envíos aéreos y por barco a la costa mediterránea del enclave.

Sus fuerzas habían matado a unos 200 hombres armados desde el inicio de la operación, “al tiempo que evitaban daños a civiles, pacientes, equipos médicos y material sanitario”.

El Ministerio de Sanidad de Gaza declaró que los heridos y los pacientes estaban retenidos en un edificio administrativo de Al Shifa que no estaba equipado para prestarles asistencia sanitaria.

Ismail Al-Thawabta, director de la oficina de medios de comunicación del gobierno de Hamás en Gaza, afirmó que el Ejército israelí estaba llevando a cabo “matanzas y ejecuciones sobre el terreno contra cientos de civiles”.

Al Shifa, el mayor hospital de la Franja de Gaza antes de la guerra, había sido una de las pocas instalaciones sanitarias siquiera parcialmente operativas en el norte de Gaza antes de los últimos combates.

Israel afirma que su objetivo son los militantes de Hamás que utilizan edificios civiles, incluidos bloques de apartamentos y hospitales, como refugio.

Al menos 32.552 palestinos han muerto y 74.980 han resultado heridos en la ofensiva militar israelí en la Franja de Gaza desde el 7 de octubre, informó el jueves el Ministerio de Sanidad del territorio.

Se cree que hay miles de muertos más enterrados bajo los escombros y que más del 80% de los 2,3 millones de habitantes de Gaza están desplazados, muchos de ellos en riesgo de hambruna.

La guerra estalló después de que militantes de Hamás atravesaron la frontera y arrasaron comunidades del sur de Israel, matando a 1.200 personas y secuestrando a 253 rehenes, según los recuentos israelíes.

Artículos Relacionados