Internacionales

Una ciudad de EEUU prohibió banderas no gubernamentales (y enfureció el colectivo LGBT)

La 'Medida B', cuyo impulsor es el concejal Pat Burns y que fue aprobada con más de la mitad de los votos correspondientes, prohibirá no solo las banderas del colectivo, sino también las de sensibilización sobre el cáncer de mama, de la Confederación, las religiosas y todas las demás insignias no estadounidenses en dichas propiedades.

Defensores del colectivo LGBT se mostraron indignados por la aprobación de las autoridades de la ciudad Huntington Beach, en el estado de California (EE.UU.), de una medida que restringe el uso de banderas no gubernamentales en las propiedades municipales.

La ‘Medida B’, cuyo impulsor es el concejal Pat Burns y que fue aprobada con más de la mitad de los votos correspondientes, prohibirá no solo las banderas del colectivo, sino también las de sensibilización sobre el cáncer de mama, de la Confederación, las religiosas y todas las demás insignias no estadounidenses en dichas propiedades.

Tras la nueva decisión, solo se podrán ondear en la ciudad las banderas de EE.UU., el estado de California, el condado de Orange, la ciudad de Huntington Beach, la olímpica durante los Juegos Olímpicos de Verano, así como las seis banderas de las Fuerzas Armadas y las conmemorativas para honrar a los prisioneros de guerra o los soldados desaparecidos en combate.

Aunque la nueva medida afecta a diferentes colectivos, Burns asegura que la mayoría de las reacciones negativas proceden de los defensores de la comunidad LGBT. Sin embargo, cree que ningún grupo necesita una bandera para sentirse incluido. “Estoy en contra de la política identitaria, creo que es divisiva”, declaró el funcionario a Fox News a principios de mes.

“Creo que es degradante para ser honesto, esa bandera, que me parece tan insultante para (el colectivo) LGBTQ. Y sé que ellos la apoyan, pero en mi opinión, es degradante que necesiten algún tipo de reconocimiento especial para sentir que forman parte de nuestra comunidad. Las personas son iguales y ese tipo de cosas dividen“, resaltó según publicó Rusia Today.

Por su parte, Peg Coley, director ejecutivo del Centro LGBTQ del Condado de Orange, indicó en una declaración a los medios que el Ayuntamiento de Huntington Beach está “dirigido por una mayoría detestable cuyo único interés es promover una agenda de intolerancia hacia las comunidades minoritarias, incluidas las personas LGBTQ+”.

Artículos Relacionados