Internacionales

Biden advirtió a Netanyahu sobre el error de realizar una operación terrestre en Rafah

La Casa Blanca explicó en un comunicado que ambos mandatarios trataron "los últimos acontecimientos en Israel y Gaza, incluida la situación en Rafah y los esfuerzos para aumentar la asistencia humanitaria" en la Franja.

El presidente estadounidense, Joe Biden, habló con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por primera vez en semanas y trataron la crisis humanitaria en la Franja de Gaza y una posible operación israelí en la ciudad de Rafah. Washington considera un “error” llevar a cabo una gran operación terrestre en el punto más al sur del enclave palestino y considera que llevará a más muertes de civiles.

La Casa Blanca explicó en un comunicado que ambos mandatarios trataron “los últimos acontecimientos en Israel y Gaza, incluida la situación en Rafah y los esfuerzos para aumentar la asistencia humanitaria” en la Franja. Jake Sullivan, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (NSC), aseguró que gran parte de la conversación tuvo que ver con los planes israelíes de ocupar Rafah, sobre los que Biden se mostró “profundamente preocupado“, debido a que pondría a más de un millón de refugiados en grave riesgo y sin escapatoria aparente, además de que este lugar es la vía de entrada de ayuda humanitaria desde Egipto.

“El presidente volvió a rechazar que el hecho de mostrar preocupación sobre Rafah sea lo mismo que poner en cuestión la necesidad de acabar con Hamás. Es un sinsentido”, indicó Sullivan. “Los objetivos que Israel quiere conseguir en Rafah pueden alcanzarse por otros medios“, reiteró.

Biden también pidió a Netanyahu que envíe un equipo militar, de inteligencia y de expertos en asuntos humanitarios, a Washington lo antes posible para tratar esas alternativas a la ofensiva terrestre en Rafah que permita acabar con la infraestructura de Hamás y mejore la seguridad en el paso fronterizo con Egipto.

La conversación entre los dos mandatarios es la primera en varias semanas y se da después de que Biden asegurara que la presencia de Netanyahu “hace más daño a Israel que ayudar” y después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado de EEUU, Chuck Schumer, pidiera elecciones anticipadas en Israel para forzar la salida del político conservador israelí del Gobierno de coalición.

Schumer aseguró la semana pasada en el pleno de la Cámara Alta que “está claro que la coalición de Netanyahu no cumple las necesidades de Israel después del 7 de octubre“, el día en que el brazo armado del grupo palestino Hamás invadió territorio israelí cercano a Gaza y asesinó y secuestró a civiles de diversas nacionalidades y militares israelíes. Biden dijo que las palabras de Schumer, senador judío de Nueva York, fueron un “buen discurso”, lo que ha ampliado aún más el desencuentro entre el Gobierno israelí y EEUU, según publicó el medio 20minutos.

Desde el 7 de octubre, el Ejército israelí ha invadido la Franja de Gaza y empujado a la población cada vez más al sur, ocasionando más de 30.000 muertes y poniendo en riesgo de hambruna a más de un millón de personas. EEUU sigue viendo como una línea roja que Israel invada Rafah, sur del enclave de Gaza con 1,4 millones de desplazados, y pese a ello, Netanyahu dijo este domingo que entrarán en la ciudad y “operarán” desde allí.

Artículos Relacionados