Nacionales

El peronismo unido llamó a rechazar la rebelión fiscal planteada por Espert y Milei

Luego, esos dichos fueron respaldados por el propio Milei, quien manifestó que Kicillof “no entiende que subir los impuestos netos es una violación del derecho de propiedad” y le solicitó al gobernador bonaerense “bajar el gasto, no aumentar impuestos”.

El Partido Justicialista (PJ) bonaerense, ministros, legisladores, intendentes del interior y del conurbano provincial y otros dirigentes rechazaron la propuesta del presidente Javier Milei y del diputado José Luis Espert, quienes hicieron un llamado a no pagar los impuestos en la provincia de Buenos Aires para realizar una “rebelión fiscal con sentido común” y consideraron que la postura de los referentes del oficialismo es “muy grave e irresponsable”.

El sábado, Espert -presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja y recientemente incorporado a las filas libertarias- consideró que “no hay que pagar el aumento de los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural, ni a los Automotores” votados por la mayoría de las fuerzas políticas de la Legislatura en la Ley Impositiva 2024. 

Luego, esos dichos fueron respaldados por el propio Milei, quien manifestó que Kicillof “no entiende que subir los impuestos netos es una violación del derecho de propiedad” y le solicitó al gobernador bonaerense “bajar el gasto, no aumentar impuestos”.

“Es un delito llamar a la rebelión fiscal”

Desde el gobierno de la provincia, resaltaron que “es un delito llamar a una rebelión fiscal desde un cargo institucional”, advirtieron que los libertarios “no dimensionan la responsabilidad que tienen” y rechazaron que en la jurisdicción exista un tarifazo.

De acuerdo a un documento interno que circula en despachos del gobernador, la presión fiscal sobre el campo se redujo en los últimos 4 años en relación a lo que era en la gestión de María Eugenia Vidal; en tanto que la Patente para el 99% de los contribuyentes registró aumentos por debajo de la inflación, al igual que el Inmobiliario Urbano.

Desde el PJ provincial, que preside el diputado Máximo Kirchner, advirtieron en un comunicado: “Es muy grave e irresponsable la actitud del presidente de la Nación y el diputado por la provincia de Buenos Aires que preside la comisión de Presupuesto y Hacienda del Congreso. Están abiertamente llamando a una rebelión fiscal en la Provincia”.

“La gravedad de los dichos de quien preside una de las comisiones más importantes de la Cámara de Diputados de la Nación solo se supera por la validación del propio presidente de la Nación, Javier Milei, quien no solo compartió los dichos de Espert en redes sociales, sino que en una entrevista radial brindada esta tarde consideró que es ‘expropiatorio el aumento del impuesto inmobiliario y una violación al derecho de propiedad‘”, indicaron desde el peronismo.

Desde el justicialismo se remarcó luego que “las irresponsables declaraciones se dan además en un contexto donde la política impositiva de la provincia de Buenos Aires se encuentra condicionada por la sustracción de un punto de coparticipación, eliminación del Fondo de Incentivo Docente (FONID) y fundamentalmente por las decisiones del presidente en la macroeconomía”.

En igual sentido se pronunciaron el senador nacional, Eduardo “Wado” de Pedro, quien calificó las declaraciones de los libertarios como una “una acción irresponsable, antidemocrática y de enorme gravedad institucional”; y el ministro de Desarrollo, Andrés “Cuervo” Larroque, quien manifestó que el deber del presidente es “garantizar el orden, no convocar rebeliones descabelladas” y expresó: “Su tiempo de panelista ya pasó, llamar al caos solo sumará dificultades a una situación que ya es acuciante”.

En tanto, el Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis, expresó que “Milei no quiere achicar el Estado, quiere desintegrarlo. Por eso llama a no pagar los impuestos en la Provincia de Buenos Aires, que fueron votados por todos los sectores políticos en la Legislatura, y así desfinanciarla”.

Los intendentes peronistas salieron al cruce

El jefe comunal de La Plata, Julio Alak, aseguró que “en un acto de enorme gravedad institucional sin precedentes en la historia argentina, el Gobierno Nacional ha llamado a no cumplir con la ley en la provincia de Buenos Aires” y analizó que “al promover la evasión fiscal, está violando la Constitución Nacional y el art. 36 del Tratado Internacional de la Declaración Americana que establece: ‘Toda persona tiene el deber de pagar los impuestos establecidos por la ley para el sostenimiento de los servicios públicos’”.

“Insólitamente hace apología de la evasión fiscal, pretendiendo que se incumpla con los tributos fijados por ley de presupuesto, votada por amplia mayoría en la legislatura, y cuyo cumplimiento está establecido en el Código Fiscal”, continuó el exministro de Justicia y planteó que “haciendo gala de su enorme capacidad de agraviar y discriminar, el objetivo político del Gobierno Nacional es sustraer recursos esenciales al Gobierno Provincial y a los 135 municipios”.

En igual sintonía se pronunció Fernando Espinoza, de La Matanza, al aseverar que “esta nueva embestida del Gobierno nacional avalando un llamado a una ‘rebelión fiscal’ en la provincia de Buenos Aires es irresponsable y antidemocrática”; consideró que se trata de “una manifestación de violencia institucional” y rechazó que “ignoren que la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires aprobó por amplia mayoría la Ley Impositiva 2024, que establece las pautas de emisión de los impuestos patrimoniales”, lo que se suma “al ahogo financiero a nuestra provincia”.

Mariano Cascallares (Almirante Brown) expuso que “el régimen tributario de la Provincia de Buenos Aires para el año 2024 se debatió y aprobó en la Legislatura con la participación de las diferentes fuerzas políticas. Llamar desde el Gobierno Nacional a la rebelión fiscal a los bonaerenses constituye una total irresponsabilidad que no contribuye para nada con la convivencia democrática o las convocatorias como el Pacto de Mayo”.

En paralelo, Federico Otermín (Lomas de Zamora) dijo que “la única política del gobierno nacional es el ajuste porque hay un retiro del Estado nacional en materia de obras, salud, por lo que ahora buscan asfixiar a la Provincia de Buenos Aires”y Juan José Mussi (Berazategui) le preguntó a Milei “¿Por qué apoya una rebelión fiscal en territorio bonaerense? Por querer perjudicar al Gobernador perjudica a todos los bonaerenses”.

Así, Jorge Ferraresi (Avellaneda) opinó que “el sector rural es el menos castigado por el ajuste”, indicó que “convocar desde el gobierno nacional a su rebelión fiscal y no pago del Inmobiliario Rural es una total irresponsabilidad” ya que “la recaudación impositiva es la que permite realizar obras y atender la educación, salud y seguridad de los bonaerenses”.

En esa línea, Julio Zamora (Tigre) subrayó que “resulta inaceptable que el presidente se encolumne detrás de un irresponsable llamando a la rebelión fiscal contra una provincia” y añadió que “es institucionalmente grave y solo pretenden poner de rodillas a quienes no apoyan este modelo de exclusión”.

El intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, resaltó que “la Ley Fiscal Impositiva 2024 fue votada en diciembre en la Legislatura bonaerense, apoyada por varios partidos políticos. Quien no está de acuerdo puede expresarse, pedir que se vote en contra, o incluso recurrir a la Justicia. Convocar desde el Gobierno Nacional a una rebelión fiscal es una total irresponsabilidad”.

Nicolás Mantegazza (San Vicente) señaló que “el gobierno nacional continúa atacando a la Provincia de Buenos Aires, reduciendo la coparticipación y asfixiándola financieramente” y manifestó que “la rebelión fiscal y jugar con los recursos provinciales no son el camino” y su par de Berisso, Fabián Cagliardi, evaluó que “la rebelión fiscal propuesta por el Gobierno Nacional, es de una irresponsabilidad inusitada”.

Pablo Descalzo (Ituzaingó) expresó: “Ante mensajes irresponsables del gobierno nacional, promoviendo una rebelión fiscal, para afectar los recursos provinciales, reafirmamos nuestro apoyo al gobernador, quien día a día, acerca mejoras en obras, en educación, en seguridad y en salud, para los bonaerenses” y Fernando Moreira (San Martín) puso de relieve que “alentar una rebelión fiscal es de una irresponsabilidad gigantesca dado que millones de personas en la Provincia utilizan los servicios de salud, educación o asistencia social que son financiados con los impuestos que Milei y Espert llaman a no pagar”.

Desde Castelli, Francisco Echarren, dijo que “Milei quiere quebrar políticamente a Kicillof. Por ese motivo ataca a la Provincia sin importarle los docentes, la policía, los 135 municipios y los 17 millones de bonaerenses. No sólo le saca recursos de coparticipación, fondos afectados, sino que ahora llama a una rebelión fiscal. No le importa llevarse puesto y destruir una provincia entera porque el Gobernador piense diferente. Todo una locura”.

Rodrigo Aristimuño (Coronel Rosales) enfatizó que “al Gobierno Nacional ya no le alcanza con la crisis económica provocada que reduce la coparticipación y con haberle quitado a nuestra Provincia las transferencias no automáticas legítimas que recibía, sino que ahora quieren romper la propia recaudación” y pidió “mantener la cordura y sobre todo, respetar la Institucionalidad de nuestro Gobernador Axel Kicillof”.

Ricardo Curutchet (Marcos Paz) planteó que alentar una rebelión fiscal es “irresponsable”; Leonardo Boto (Luján) pidió al Estado Nacional “acompañar y no ahogar financieramente a las provincias” y María Celia Gianini (Carlos Tejedor) aseveró que “intentan romper la recaudación provincial propia y con esto impedir el cumplimento del mandato que la sociedad impuso” y agregó: “Presidente para gobernar se requiere cordura, diálogo político y respeto institucional, por favor haga honor al voto de las y los argentinos”.

Julio César Mariño (Benito Juárez) puntualizó que “fomentar la ‘rebelión fiscal’ contra la provincia de Buenos Aires es un hecho inconstitucional” y Lucas Ghi (Morón) acotó que “la gestión de Kicillof lleva adelante una política tributaria progresiva” y opinó que “llamar a rebelión fiscal en la provincia no lesiona a un gobierno, limita posibilidades de desarrollo de cada distrito que la compone”.

Finalmente, Juani Ustarroz (Mercedes) hizo foco en que “el gobierno nacional en lugar de apoyar está ahogando financieramente a las provincias y llamando a una rebelión fiscal en la Provincia de Buenos Aires” y Juan Álvarez (General Paz) remarcó que “este Gobierno nacional que aumentó el impuesto PAÍS y que ahora quiere cobrarle Ganancias a más 1,5 M de trabajadores es el que llama a una rebelión fiscal en la provincia, una irresponsabilidad mayúscula”.

Artículos Relacionados