Nacionales

Gobernadores en la mira: Milei crispa su relación con las provincias antes de ir en busca de una “selfie” con Trump

La Casa Rosada recortó el envío de fondos coparticipables a Chubut y sumó a su agenda un nuevo conflicto político con el que deberá lidiar en los próximos días. Los mandatarios provinciales reclaman diálogo. Por Emiliano Rodríguez, Agencia NA.

El Gobierno decidió tensar aún más la cuerda en su ya crispada relación con mandatarios provinciales y sumó a su agenda un nuevo conflicto con el que deberá lidiar en los próximos días, al restringir el envío de fondos coparticipables a Chubut con motivo de una deuda, según argumentó, de ese distrito con la Nación.

El gobernador chubutense, Ignacio “Nacho” Torres, amenazó con dejar de entregar petróleo y gas al resto del país si esa provincia no recibe los recursos que, a su entender, le corresponden por ley. En medio de su disputa con la Casa Rosada, el funcionario obtuvo un masivo respaldo del arco político en general, incluyendo a su colega bonaerense, Axel Kicillof, aunque también se convirtió en blanco de ácidas críticas de conspicuos usuarios libertarios en redes sociales.

Varios de esos comentarios fueron republicados en X por el presidente Javier Milei, que en las últimas horas viajó a Estados Unidos para asistir a una cumbre de dirigentes conservadores en ese país, donde podría reunirse con el ex mandatario Donald Trump, recientemente condenado allí por fraude. “El Gobierno nacional nos retuvo ilegalmente en febrero $13.500 millones, es más de un tercio de nuestra coparticipación mensual”, despotricó Torres, que también recomendó al fundador de La Libertad Avanza y a sus asesores más cercanos tuitear menos y gestionar más. “Por Twitter son muy guapos, se pelean con Lali (Espósito), pero no dan ninguna pelea contra las mafias, contra el narcotráfico”, insistió.

El Gobierno explicó que Chubut contrajo una deuda con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial que se comprometió a pagar con recursos coparticipables y que por ese motivo se le acreditó menos dinero. La Nación consideró que es momento de que ese distrito comience a saldar su pasivo acumulado, en tanto “Nacho” Torres cuestionó esa decisión, de igual modo que la postura de “conflicto permanente” que, a su criterio, impulsa Milei desde que asumió como Presidente el 10 de diciembre pasado.

“Hoy me tocó a mí, mañana será otro. Todos los días hay alguien nuevo para pelearse”, subrayó el mandatario provincial, que desestimó incluso la posibilidad de que la Casa Rosada haya restringido el envío de fondos a Chubut como represalia por el fracaso de la Ley Ómnibus en el Congreso, dado que, según aseguró, sus diputados votaron en favor de la iniciativa oficial.

“Ni el kirchnerismo se animó a hacer lo que están haciendo, es extorsivo y es ilegal”, subrayó el gobernador, del PRO, en declaraciones a radio Rivadavia, en el marco de un raid mediático que protagonizó en las últimas horas. Milei, por su parte, le recordó en redes sociales que podría terminar preso si desiste de proveer recursos energéticos al resto del país. Torres recogió el guante, una vez más, y le respondió que no le tiene miedo.

En este contexto de efervescencia política el Gobierno culminó una semana caracterizada -también- por la presencia de dos visitantes ilustres en la Argentina, como lo fueron la número dos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, subdirectora gerenta de ese organismo, y el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, quien previamente pasó por Brasil para regañar al presidente del vecino país, Luiz Inácio Lula da Silva, por sus comentarios sobre la guerra en Gaza.

Lula comparó días atrás a la ofensiva militar israelí en Gaza con el Holocausto perpetrado por los nazis y en las últimas horas avanzó un paso más al plantear que Israel está cometiendo un genocidio contra los palestinos en ese enclave de Oriente Medio. “Esto ya sucedió cuando (Adolf) Hitler decidió matar a los judíos”, enfatizó el mandatario brasileño, que recientemente fue declarado “persona no grata” por el Gobierno israelí a causa de sus comentarios.

Además, esta semana Da Silva recibió en el Palacio de la Alvorada, la residencia oficial en Brasilia, al ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, justo en vísperas del segundo aniversario de la invasión de ese país a Ucrania (se cumplió este sábado 24 de febrero) y días después de que el Kremlin reportara la muerte del líder opositor ruso Alexéi Navalni en una cárcel ártica. El canciller del régimen que lidera el ex espía de la KGB Vladimir Putin viajó a Brasil para reunirse allí con sus colegas del Grupo de los 20 (G-20).

¿Cierra o no cierra el INADI finalmente?

Mientras Lula se “destaca” por su pirotecnia verbal contra Israel y su particular agenda internacional, aquí en la Argentina Milei busca estrechar sus vínculos con Estados Unidos y también con el Gobierno israelí, aliado de Washington. Sin embargo, más allá de haberse entrevistado en Buenos Aires con un funcionario estrella de la administración que conduce Joe Biden, en su viaje al país de América del Norte se espera que el libertario se encuentre con el controversial Trump, que pugna por regresar a la Casa Blanca: las elecciones presidenciales en aquella nación serán el próximo 5 de noviembre.

Milei procura transformarse en un referente político en esta región del mundo para los ojos de Occidente y avanzó un casillero más en esa misión con sus encuentros con Blinken y anteriormente con Gopinath, junto a quien había posado incluso para una “selfie” en el Foro Económico Mundial de Davos el mes pasado, acompañados ambos por la titular del FMI, Kristalina Giorgieva. Ahora voló rumbo a Norteamérica anhelando una foto con Trump. No obstante, en su afán reformista y de “conflictividad en continuado” en el ámbito doméstico, como plantea “Nacho” Torres, el jefe de Estado mordió la banquina en el epílogo de la semana al manifestar que “cerraba” el INADI.

El Gobierno lanzó de ese modo otra bomba de humo en medio de la compleja coyuntura económica doméstica, como ocurrió días atrás con el enfrentamiento mediático de Milei con la actriz y cantante Lali Espósito, a quien llamó “Lali Depósito” por el dinero estatal que recibe para asistir a determinados shows (financiados con fondos públicos).

Después de que el vocero presidencial Manuel Adorni realizara ese “anuncio”, debió salir al ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, a aclarar que, en realidad, el Instituto contra la Discriminación (INADI) “no se puede cerrar porque fue creado por ley” (número 24.515, de 1995). “Y para terminar con una ley se necesita otra ley”, indicó.

De todas maneras, Cúneo Libarona sostuvo que el organismo sí dejará de funcionar en el edificio de la Avenida de Mayo 1401, en la ciudad de Buenos Aires, y se mudará a la sede del Ministerio de Justicia con “gente nueva e idónea”. Tras la polvareda que levantó el Gobierno con su fallida resolución sobre el INADI, Milei igual logró mantenerse en el centro de la escena antes de su viaje a Estados Unidos al intensificar su embestida contra gobernadores, ahora enfocando su mira en el chubutense Torres, luego de su reciente intercambio de dardos con Martín Llaryora, de Córdoba, y otros mandatarios provinciales.

En este sentido, los gobernadores que buscan velar por los intereses de sus distritos y desafían el plan “motosierra” de Milei también esperan, según pudo averiguar Noticias Argentinas, que el Gobierno los convoque a una mesa de diálogo, al tiempo que resaltan la necesidad de acompañar el programa de ajuste fiscal que impulsa la Casa Rosada con medidas de “contención social” frente a la disparada inflacionaria de los últimos meses especialmente y que preserven la actividad productiva.

“Lo que nosotros le reclamamos a la Nación es que cumpla con la ley. Los fondos para el transporte y para los docentes están establecidos por ley y Milei lo que quiere hacer es dejar de pagarlos“, dijo a esta agencia una fuente cercana a un mandatario provincial de la zona central del país. “Nuestro primer reclamo es que se defienda la producción. Por ejemplo con las retenciones nosotros no vamos a transar, porque afecta directamente nuestro entramado productivo”, agregó.

La misma fuente planteó que “el superávit de enero es una mentira, porque Milei no nos pagó la deuda que tenía que pagar”. La semana pasada, el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, anunció que en enero las cuentas del Sector Público Nacional (SPN)  registraron un saldo financiero positivo por primera vez desde agosto de 2012, con $518.408 millones a favor. “¿Hasta cuándo van a esconder la realidad?”, agregó la fuente consultada por NA. “Nosotros creemos en la necesidad de avanzar hacia un equilibrio fiscal, pero vemos que al plan económico le está faltando la pata productiva y la pata social“, insistió.

Esto más temprano que tarde debería terminar en una mesa de diálogo seria y constructiva con el Gobierno nacional. Las provincias estamos para aportar, para contribuir con la contención social que consideramos necesaria en medio del ajuste”, remarcó. Y terminó diciendo: “Nuestro interlocutor natural es el ministro del Interior (Guillermo Francos). Hemos hablado muy bien con él en algunas ocasiones, pero no hemos podido lograr prácticamente nada porque luego se lo ha desautorizado. Entonces, se potencian los problemas de ese modo, en lugar de atenderlos para tratar de solucionarlos. A nosotros nos gustaría poder sentarnos a discutir mano a mano con Milei; nos encantaría realmente“.

Artículos Relacionados