Internacionales

Un militar venezolano asilado denunció amenazas de secuestro en Chile

Gobierno chileno confirmó que otro exmilitar venezolano pidió protección tras secuestro de Ojeda.

La ministra del Interior de Chile, Carolina Tohá, confirmó hoy a la prensa que otro exmilitar venezolano solicitó protección al Gobierno tras el secuestro esta semana de Ronald Ojeda Moreno, militar retirado venezolano que vivía en el país.

“Son cosas que el Gobierno comprende y todas las personas que estén en esa condición y expresen esta preocupación van a recibir apoyo”, dijo la titular del Interior.

La confirmación llegó después de que el diario La Tercera informara que un exuniformado venezolano, también desertor del Gobierno de Nicolás Maduro, llegó hasta la Cuarta Comisaría de Carabineros ubicada en Talca, a 256 kilómetros al sur de Santiago, donde dijo que temía por su vida y que conocía al exmilitar secuestrado.

En la madrugada del miércoles, Ojeda Moreno fue llevado de su domicilio en Santiago por cuatro hombres con acento venezolano y los rostros cubiertos, que se identificaron como miembros de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, según denunció su familia.

Por su parte, el director de Carabineros, Ricardo Yáñez, dijo hoy ante la prensa que “todos los carabineros a nivel nacional están de alguna manera comprometidos y enfocados” para dar con el paradero de Ojeda Moreno.

Yáñez aseguró que se reforzó “particularmente las fronteras, puertos, aeropuertos, en todos los lugares donde pueda haber una vía de escape o salida”.

El ministro de Justicia, Luis Cordero, señaló anoche en conversación con CNN Chile que el secuestro de Ojeda Moreno es “anormal” para el país y que es “prioritario para el Ejecutivo” su esclarecimiento.

El Gobierno chileno anunció ayer que se suma al proceso por el secuestro de exmilitar venezolano y dijo que se dispondrá “todos los recursos necesarios” para la investigación del caso, que fue catalogado como “secreto” por el Ministerio Público.

El oficial venezolano vivía asilado en Chile desde diciembre pasado, por decisión del Gobierno de Gabriel Boric, según la radio chilena Biobío. El secuestro había sido denunciado por diversos sectores de la oposición venezolana antes de que fuera confirmado oficialmente.

El 24 de enero, el ministro de Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino, incluyó a Ojeda Moreno en una lista de 33 militares expulsados de las Fuerzas Armadas de ese país, nueve días después de que Maduro afirmara que su gobierno desactivó durante 2023 cinco conspiraciones para derrocarlo y asesinarlo.

Poco después, el fiscal general, el oficialista Tarek Saab, vinculó a Ojeda Moreno con uno de esos supuestos complots, el llamado “Brazalete blanco”, por el cual arrestó este mes a la abogada Rocío San Miguel, quien dirige la ONG Control Ciudadano, especializada en el seguimiento de asuntos militares.

Artículos Relacionados