Nacionales

Conmoción en Rosario: hallaron muerto a un fiscal de homicidios con un disparo en la cabeza

Las principales sospechas apuntaban a que Ademar Bianchini se quitó la vida.

El fiscal de homicidios dolosos Ademar Bianchini fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza en su casa del barrio Hospitales, en la ciudad de Rosario, y las sospechas apuntan a que se quitó la vida. 

El hecho fue descubierto en horas del mediodía de este domingo en el domicilio del funcionario de 57 años, situado en Virasoro al 1400.

Personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) acudió al lugar y constató el fallecimiento, indicó el portal del diario La Capital.

La noticia conmovió al ambiente judicial y varios integrantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) acudieron al lugar, mientras ese organismo manifestó su “más profunda consternación y dolor por el fallecimiento del fiscal Ademar Pedro Bianchini ocurrido en las últimas horas en Rosario”.

“Hacemos llegar nuestro más sentido pésame a su familia, amigos y allegados”, indicaron en un comunicado sobre el funcionario que se desempeñaba como fiscal desde 2014.

Bianchini, tuvo a su cargo distintos casos de trascendencia, como el crimen de Lorenzo “Jimi” Altamirano y el asesinato del colectivero César Roldán.

En el caso de Jimi Altamirano, el artista callejero cuyo cuerpo fue arrojado en el estadio de Newell’s Old Boy,  la pesquisa se concluyó que su cuerpo habría usado “de sobre” para enviar mensajes al interior de la barrabrava “leprosa”.

En un primer momento la investigación quedó a cargo del fiscal Bianchini, de turno por esos días en la Unidad de Homicidios, pero luego pasó a la agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos.

El último caso que tuvo relevancia pública y fue investigado por Bianchini fue la muerte del colectivero César Roldán, cuando conducía una unidad de la línea 116 en la zona oeste.

Bianchini confirmó durante esa investigación que el ataque “no estaba destinado al chofer” y que por el homicidio era buscado un joven de aproximadamente 22 años.

  “No quiero escuchar que por cuestiones tecnológicas o por falta de recursos la investigación no avance. Esto se tiene que aclarar”, expresó a periodistas el 2 de diciembre pasado.

Artículos Relacionados