Nacionales

La Libertad Avanza no termina de definir al futuro presidente provisional del Senado Nacional

Pero por ser una fuerza nueva, semejante éxito no alcanzó para que tengan una banca numerosa. Serán siete los senadores de ese espacio, y ellos tendrán que arreglárselas porque deberán representar nada menos que al oficialismo.

La Libertad Avanza tuvo este año un éxito rotundo en materia de elecciones para senadores. Se impuso en dos de las ocho provincias donde se elegía senador, lo que conlleva que se alzara allí con los dos lugares destinados a la mayoría; y sacó senadores por la minoría en otras tres. Solo en un distrito -Buenos Aires- se quedó corto; en las dos provincias restantes no presentó candidatos, por eso no consiguió más senadores.

Pero por ser una fuerza nueva, semejante éxito no alcanzó para que tengan una banca numerosa. Serán siete los senadores de ese espacio, y ellos tendrán que arreglárselas porque deberán representar nada menos que al oficialismo.

El primer desafío fue para LLA retener la presidencia provisional del Senado, segundo lugar en la escala de sucesión presidencial, que según había trascendido hace un par de semanas, reclamaría el oficialismo saliente. La que liquidó el pleito fue la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien la semana anterior dijo que ese cargo y la presidencia de la Cámara de Diputados correspondían al partido gobernante, precisamente por estar en la escala sucesoria. Pero metió de paso baza en la polémica en ciernes entre Javier Milei y sus aliados al aclarar que estaba hablando del partido gobernante. Esto no incluía aliados.

Fue probablemente lo que terminó inclinando la balanza de Milei hacia legisladores propios, y así es que el jueves pasado Martín Menem terminó siendo votado para presidir la Cámara baja. En el Senado, el elegido fue el formoseño Francisco Paoltroni, un productor agropecuario que tuvo especial protagonismo en los medios la última semana.

Sin embargo no pudo asumir el jueves pasado, pues más allá de lo que había expresado la vicepresidenta de la Nación, en el bloque que conduce José Mayans querían pelear sobre todo las secretarías Parlamentaria y Administrativas. Y en ese marco, patear todo para el mes de febrero, fecha prevista para la sesión preparatoria.

Finalmente el tema se solucionó a medias: renunciaron todas las autoridades salientes, pero el jueves pasado solo se limitaron a la jura de todos los nuevos senadores. La elección de las nuevas autoridades quedó para una sesión posterior.

El tema es que este fin de semana comenzó a correr como reguero de pólvora la noticia de que Paoltroni corría riesgo. Se habló de un posible acuerdo entre el senador Mayans y la futura titular del Cuerpo, Victoria Villarruel, para elegir a otro candidato.

No sería algo novedoso que hubiera marcha atrás en la materia. Justamente en el Senado se había elegido como presidente del bloque al puntano Bartolomé Abdala, y luego el mismo fue corrido de ese lugar por el jujeño Ezequiel Atauche. No habían pasado 24 horas entre designación y el cambio. Ahora el nombre que suena es el del propio Abdala como presidente provisional.

Consultados por parlamentario.com, allegados al senador formoseño sugirieron preguntarle a Guillermo Montenegro, diputado que juró el jueves pasado y que suena como posible secretario Administrativo de la Cámara alta, habida cuenta de que es un colaborador muy cercano a Victoria Villarruel. Alentando con ello la veracidad de las versiones. Aunque de inmediato aclaró una fuente consultada que “no hay acuerdo para cambiar nada”.

Se verá, pero la realidad es que es totalmente probable que el peronismo formoseño rechace la posibilidad de que alguien como Paoltroni sea ungido en un cargo de semejante envergadura, habida cuenta de que ya ha sido candidato a gobernador.

Artículos Relacionados