Tecnología

Cómo darte cuenta si estás ante un intento de estafa virtual

Darse cuenta de que uno ha sido víctima de una estafa virtual es duro. Muchas personas que sufren este tipo de engaños sienten vergüenza por haber caído en la trampa. Los delincuentes juegan con la urgencia, el apuro, la desesperación y muchas veces con el desconocimiento de prácticas de ciberseguridad.

La ciberdelincuencia avanza a pasos agigantados y es necesario mantenerse alerta ante la posibilidad de estos ataques que pueden aparecer en formato de Whatsapp, e-mail u otras plataformas con el fin de generar campañas de phishing o hasta obtener datos bancarios

La inmunidad a la hora de caer en estos engaños es superada incuso ante conocimientos técnicos y sentido común. Caer en este tipo de estafas virtuales es más habitual de lo que se cree.

Este tipo de engaños, que se renuevan y actualizan casi a diario con variantes, mejoras y optimizaciones para dificultar la identificación de patrones de conducta, sigue creciendo en la Argentina con miles de víctimas de ciberdelincuentes que se apropian de los ahorros de la gente al acceder a sus homebanking sin que puedan hacer nada para impedirlo. ¿Cómo proceder en caso de haber sido víctima de una estafa virtual?

Todos los días se envían millones de correos electrónicos, mensajes de texto o WhatsApp falsos de bancos, empresas, gobiernos, autoridades fiscales y servicios de salud para tratar de estafar y robar a desprevenidos usuarios de homebanking. Y lamentablemente, muchos caen en la trampa.

Darse cuenta de que uno ha sido víctima de una estafa virtual es duro. Muchas personas que sufren este tipo de engaños sienten vergüenza por haber caído en la trampa. Los delincuentes juegan con la urgencia, el apuro, la desesperación y muchas veces con el desconocimiento de prácticas de ciberseguridad.

No puedo creer que caí”, “Me agarraron en un momento de descuido”, “Fue mi culpa”, son los comentarios más comunes de gente que fue víctima de estos delitos. Sin embargo, las técnicas para engañar son cada vez más complejas, y se van actualizando, por lo que nadie está exento, y cualquiera puede caer. El primer paso es tratar de recomponerse del shock inicial.

TN Tecno consultó a Horacio Azzolin, fiscal general de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) sobre cómo actuar en estos casos y qué y ante quién denunciar.

“En principio, hay que aclarar que todas las estafas digitales son distintas. Pero en general, una persona que detecta un fraude virtual, lo primero que tiene que tratar de hacer es no borrar nada que haga al hecho: mensajes de WhatsApp, de Facebook, Instagram. Tampoco correos que le hayan mandado”, explicó el fiscal.

El siguiente paso es revisar mentalmente lo ocurrido, y en lo posible, anotar todo lo que se recuerde, desde el primer contacto con el estafador. “Hay que tratar de documentar todo lo que pasó, cronológicamente: los montos de las transacciones, las cuentas de destino, las páginas que se visitaron… Es importante también guardar los números de cuenta hacia dónde se hicieron las transferencias, y los nombres que figuran como titulares de esas cuentas”, explicó Azzolin.

Desde la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia recomiendan hacer la denuncia en el banco propio y, si se puede también, en la entidad receptora de la transferencia, si es que la hubo. “Informar a los bancos involucrados dispara, o puede llegar a disparar, los mecanismos de prevención de fraude del banco receptor, si se trata de una cuenta utilizada reiteradamente para este tipo de fraude”, afirmó.

“Es fundamental contactar al banco e informarles sobre la situación”, coincidió Sebastián Divinsky, especialista en ciberseguridad. “El banco puede detener cualquier transacción adicional y bloquear tu cuenta para evitar que se realicen más cargos fraudulentos”. Divinsky explicó a TN Tecno que luego, todo usuario estafado debería cambiar inmediatamente las contraseñas, realizar la denuncia correspondiente en la comisaría y conservar cualquier evidencia como correos electrónicos, mensajes de texto o registros de llamadas. Esto puede ayudar en la investigación y recuperación del dinero.

La investigación del caso solamente se inicia con una denuncia”, explicó el fiscal Azzolin. “Si la víctima no se presenta a reclamar por sus derechos y explicar por qué considera que fue víctima, nos es muy difícil a nosotros, como investigadores, poder después buscar a los responsables del hecho”.

Cómo denunciar una estafa virtual o un ciberdelito

Tenés diferentes alternativas en todo el país. El primer paso, siempre, es hacer la denuncia en una comisaría y/o en la Fiscalía más cercana a tu domicilio. Llevá toda la información del caso que tengas. También se recomienda comunicarse y hacer la denuncia en:

Ministerio Público Fiscal. Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI): Sarmiento 663, Piso 6, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. (54-11) 5071-0044 o escribir y adjuntar la información por email a denunciasufeci@mpf.gov.ar

Ministerio Público Fiscal de CABA. Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI). Tel.: 0800-33- FISCAL (347225) o escribir y adjuntar la información por email a denuncias@fiscalia.gob.ar

División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina. Cavia 3350 1°. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel. 4800-1120/4370-5899 o escribir y adjuntar la información por email a delitostecnologicos@policiafederal.gov.ar

En caso de que creas que tus datos personales han sido expuestos, podés comunicarte con la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales para recibir información y asesoramiento para realizar denuncias de delitos relacionados con la privacidad o la protección de tus datos personales: Av. Pte. Gral. Julio A. Roca 710, Piso 5, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Tel.: (54-11) 3988-3968 o escribir y adjuntar la información por email a datospersonales@aaip.gob.ar

Es importante no revelar información confidencial por correo electrónico, redes sociales, mensajes de texto o llamadas telefónicas no solicitadas.

Verificar siempre la dirección URL del sitio web. Chequear que la dirección de la página sea la del banco que solemos usar, y verificar que los perfiles de redes sociales o WhatsApp sean los oficiales (no dejarse engañar por el logo o foto de perfil).

Asegurarse de que la dirección comience con “https://” . No navegar por sitios que utilicen el protocolo http y no el https (Protocolo de transferencia de hipertexto seguro).

Además, el especialista sugiere otras medidas de seguridad para la navegación por Internet, tanto desde la computadora de escritorio como desde dispositivos móviles:

-Utilizar contraseñas seguras y únicas de más de 8 caracteres de longitud, alfanuméricas y con caracteres especiales.

-No compartir la misma contraseña en diferentes sitios web.

-Implementar antivirus en las computadoras personales.

-Siempre utilizar la autenticación en dos factores, utilizando un código de seguridad generado por una app móvil o un SMS.

Artículos Relacionados