Christian SanzPortada

馃ぎ Acerca de la pol铆tica sucia, la feroz presi贸n a la Justicia mendocina y la complicidad de los medios que callan

Mendoza no es ning煤n ejemplo de nada a nivel institucional y/o republicano, como nos quieren hacer creer.

Los audios son reales. De hecho, nadie los ha desmentido hasta ahora (ver al pie). All铆 queda de manifiesto aquello que todos sospechaban y nadie se animaba a decir: la Justicia en Mendoza est谩 cooptada por el cornejismo.

La situaci贸n qued贸 de manifiesto gracias a un valiente abogado llamado Leonardo Pasccon, quien se anim贸 a denunciarlo p煤blicamente. 鈥淓s grav铆simo lo que est谩 pasando鈥, me dijo esta semana cuando habl茅 con 茅l.

Tuve ese honor, gracias a que el probo profesional me eligi贸 para romper el silencio, al tiempo que se neg贸 a hablar con otros medios. Porque ninguno le merece respeto. No desconoce que todo operan para el cornejismo. Salvo Mendoza Today, claro.

Como sea, Pascc贸n dej贸 expuesto un mecanismo brutal de presi贸n del poder pol铆tico a la Justicia. Que se dej贸 ver a trav茅s de la cooptaci贸n del Colegio de Abogados y la Federaci贸n ad hoc. Y que trat贸 de meterse 鈥渄e prepo鈥 en el Consejo de la Magistratura provincial. M谩s grave, imposible.

El contexto amerita recordar las presiones recibidas por los fiscales Gabriel Blanco y Sebasti谩n Capizzi a la hora de imputar a Janina Ort铆z, secretaria de Gobierno de Las Heras y, a la saz贸n, esposa de Daniel Orozco.

Ambos manifestaron expresamente que fueron obligados a avanzar en aquella decisi贸n. No dijeron qui茅n se los exigi贸. Pero, 驴hace falta?

El nombre es el que todos imaginan: Alfredo Cornejo. Quien parece haber adoptado algunos de los peores h谩bitos del kirchnerismo en los 煤ltimos tiempos.

La situaci贸n es tan grave como parece. Y m谩s. Y a pesar de ello, los medios de Mendoza no dicen nada de nada. Al contrario: encubren la situaci贸n. Ciertamente, para eso les pagan. Una millonada, por caso. Miles de millones de pesos.

Es tan alta la cifra que reciben, que el gobierno decidi贸 dejar de publicar las cifras. Es un verdadero esc谩ndalo. Que llevar谩 tras las rejas a puntuales funcionarios y a los due帽os de algunos de esos medios. Un desfalco de dineros p煤blicos, a trav茅s de sociedades fantasmas. Que se suma a lo cobrado oficialmente, que ya es una animalada.

Entonces todo cobra sentido: la decadencia de la provincia, la hipocres铆a de la pol铆tica y la fortunas de algunos due帽os y directores de medios. Entretanto, la sociedad ve que su situaci贸n empeora d铆a a d铆a. Y enfurece por ello.

Pero no hay mal que dure cien a帽os, y todo empieza a hacerse visible. Y no hay manera de ocultarlo ya. Porque, como digo siempre, 鈥渓a gente mastica vidrio鈥 pero jam谩s lo traga鈥.

Art铆culos Relacionados