Christian SanzPortada

ūü§ę Lo que nadie cont√≥ sobre Paco, la foto del ‚Äúhambre‚ÄĚ en Las Heras, y el papel√≥n de los medios por De Marchi

Adem√°s: El ‚Äúoff‚ÄĚ de Alberto, la amenaza hot de CFK, y la operaci√≥n de prensa que desnud√≥ la interna de Juntos por el Cambio.

Tuvo que morir un ni√Īo para que los medios de Mendoza se animaran a hablar sobre Daniel Florentino Paco, el hombre que expuso parte de la corrupci√≥n pol√≠tica en Guaymall√©n, de la mano de Marcelino Iglesias.

Pero no es el √ļnico interpelado: los curros del due√Īo de la constructora Idandi complican tambi√©n al peronismo, principalmente al otrora intendente Luis Lobos, y el anterior, Alejandro Abraham. Nadie zafa.

DIario Mendoza Today viene revelando las trapisondas de Paco y su hermano desde hace casi dos a√Īos. En completa soledad. Es parte de una trama m√°s densa de lo que aparece a primera vista.

No se trata solo de la construcci√≥n de viviendas ‚Äúflojas de papeles‚ÄĚ, sino tambi√©n de la consumaci√≥n de otros delitos, como el narcotr√°fico, el lavado de dinero e incluso la trata de personas. Todas ellas de origen boliviano.

Los funcionarios de Guaymall√©n no desconocen nada de ello, ya que las denuncias se acumulan en sus oficinas comunales desde hace a√Īos. Sin que nadie haga nada contra este impune personaje. La explicaci√≥n es obvia: la vieja y conocida ‚Äúcoima‚ÄĚ.

Florentino Daniel Paco / Diario Mendoza Today

El consulado de Bolivia en Mendoza también aparece complicado en el culebrón, ya que allí han abrevado una veintena de personas que denunciaron lo propio, y tampoco ocurrió nada de nada.

No solo porque la cónsul de Bolivia en Mendoza, Cinthya Marcela Vicente Valencia, es la novia del propio Paco, sino porque además parte del dinero que blanquea el eficaz Paco proviene de aquel país, hoy gobernado por Luis Arce.

A esta altura, el incombustible Marcelino debe severas explicaciones por lo sucedido, no solo por haber permitido el mecanismo de marras, sino porque además mintió a la hora de defenderse. Sostuvo que Paco fue multado en más de una oportunidad. Es una verdad a medias: porque jamás se le ha cobrado ninguna de las infracciones en cuestión.

De hecho, la siguiente fotograf√≠a, tomada este mismo s√°bado, demuestra que el due√Īo de Idandi sigue trabajando como si nada en la venta de veh√≠culos sin tener ning√ļn tipo de habilitaci√≥n, ni pagar un solo tributo al respecto.¬†

Diario Mendoza Today

Como se dijo, Paco es parte de una trama que interpela a peronistas y radicales. Incluso a reputados ‚Äúempresarios‚ÄĚ de la talla de Alfredo ‚ÄúFreddy‚ÄĚ Vila, Diego Dumit e incluso el inmortal Carlos Ciurca.

El derrotero del terreno donde muri√≥ el ni√Īo de 6 a√Īos ‚ÄĒy otros de Guaymall√©n‚ÄĒ lleva hasta sus narices. Ellos fueron quienes le cedieron ese terru√Īo al due√Īo de Idandi. Aparece all√≠ la sombra de un mega fraude cometido por un personaje que hoy est√° en prisi√≥n, V√≠ctor Eduardo Yanz√≥n, ex titular del sindicato de la Universidad Nacional de Cuyo.

So pretexto de la construcción del barrio Spunc II, el hombre dejó un tendal de personas estafadas, que le pagaron una fortuna de dinero sin recibir su vivienda a cambio. Vila y Dumit aparecen complicados en la misma historia.

Como sea, Yanz√≥n zaf√≥ de las acusaciones de estafa, aunque s√≠ fue condenado en el a√Īo 2020 a 25 a√Īos de prisi√≥n efectiva por haber abusado de sus hijastras desde que estas ten√≠an 7 a√Īos. Lindo muchacho.

En otro orden de cosas, Godoy Cruz vuelve hacerse visible por las trapisondas de un grupo de inspectores de obras particulares que vienen lucrando a favor de ellos mismos. La mayoría ostenta 4 o 5 departamentos, aparte de su vivienda propia.

El que encabeza la asociaci√≥n il√≠cita es Alejandro Cartofiel, jefe de inspectores de la comuna. Lo acompa√Īan Dante P√©rez, Daniel Landucci, Roque Prospitti y Julio Britos.

Cartofiel, peronista de la época de Rubén Montemayor y afecto a moverse en vehículos 0km, se dedica a construir y vender departamentos en todo Godoy Cruz. Por sus manos pasan por lo menos el 50% de los cálculos estructurales de los planos comunales.

Seg√ļn pudo comprobar Diario Mendoza Today, posee dos propiedades en Luj√°n de Cuyo, una en Guaymall√©n y otra en Godoy Cruz. Imposible de justificar con un sueldo que ara√Īa los $150.000.

Las Heras es otro de los terru√Īos donde la pol√≠tica empieza a ponerse interesante, en todo sentido. La sucesi√≥n de Daniel Orozco regala postales maravillosas al respecto.

Una de ellas lo tuvo a Julio Cobos como protagonista, cuando invit√≥ a Fabian ‚ÄúEl Oso‚ÄĚ Tello a tomar un caf√© frente a la Plaza departamental de Las Heras, y cuando estaban por llegar al lugar este √ļltimo le dijo: “Julio en vez de invitarme a un caf√©, ¬Ņporque no me das la plata?”.¬†

Los presentes se sorprendieron ante la escena, que denot√≥ la falta de fondos para financiar a uno de los precandidatos a la intendencia lasherina, que pareciera decidido a ‚Äúbajarse‚ÄĚ finalmente. La imagen del √°gape circul√≥ en puntuales grupos de Whatsapp con un ep√≠grafe cruel: ‚ÄúLa mesa del hambre‚ÄĚ.

La foto del hambre

Quien a√ļn no se ha pronunciado al respecto es Alfredo Cornejo: ¬ŅA qui√©n apoyar√° en la contienda lasherina, que lo enfrenta al propio Cobos? Janina Ort√≠z, secretaria de Gobierno y pareja de Orozco, est√° a punto de empapelar las calles con afiches que, de manera sutil, denotan el sost√©n de Cornejo. Pero, ¬Ņes as√≠? ¬ŅLa ‚Äúbanca‚ÄĚ realmente? Misterio por ahora.

Yendo más al sur de Mendoza, sorprendió esta semana el pedido de juicio político que hicieron puntuales comunidades mapuches contra Rodolfo Suarez por presunta discriminación en su contra.

Quien motoriza la movida es Gabriel Jofré, werkén y vocero de la Organización Identidad Territorial Malalweche que nuclea a más de 20 comunidades.

Ello ha encendido las alarmas del gobierno de Suarez, quien sospecha que detrás del pedido de juicio político están los hermanos Félix, preocupados por el crecimiento en las encuestas del candidato cornejista, Alfredo Andión.

Jos√© Luis Manzano, Omar √Ālvarez y otros empresarios tambi√©n ver√≠an peligrar sus negocios en el sur provincial tras 20 a√Īos de curros de todo tipo. De estos √ļltimos tambi√©n sospecha el titular del Ejecutivo provincial.

En otro orden de cosas, preocupa la falta de personal policial en la zona de alta monta√Īa, donde solo se dejan ver 3/4 uniformados por guardia para cubrir ese vasto territorio, sumado al corredor internacional y Uspallata.

Por lo que pudo saber este diario, los jefes que entran se van en menos de un a√Īo, no duran nada.¬† Dicho sea de paso, ¬Ņpor qu√© las casas que pertenecen a la polic√≠a de Mendoza, que est√°n ubicadas en Uspallata, no est√°n ocupadas por el personal policial? Actualmente son ocupadas por ex uniformados o sus familiares.

Una cortita: Flor Dest√©fanis anticip√≥ que participar√° como precandidata a Intendenta por Santa Rosa en las elecciones de abril, para repetir mandato. “Voy a pedirles que me den nuevamente la oportunidad de conducir los destinos de nuestro amado departamento”, sostuvo a trav√©s de un emotivo posteo.

Hasta ah√≠ todo bien: lo √ļnico que gener√≥ cierto escozor es que entre los candidatos a concejales del mismo departamento aparece Diego Foco, su marido. Que incluso es de otro departamento, Jun√≠n.

Finalmente, mencionar el extra√Īo derrotero que empieza a tomar la denuncia por amenazas que efectu√≥ oportunamente este cronista. Se trata del expediente p-24684-23, iniciado luego de recibir puntuales mensajes que anuncian el avance contra la integridad f√≠sica de quien escribe estas l√≠neas, luego de haber revelado diversos desaguisados cometidos por la Polic√≠a de Mendoza.

La fiscal a cargo del expediente, Patricia Atur, intenta hurgar en el celular del denunciante y sus fuentes de informaci√≥n, pero no as√≠ de los que lo amenazaron. Todo indica que el autor de los mensajes fue ‚ÄúCharly‚ÄĚ Guevara, due√Īo de un gimnasio llamado Pitbull, ubicado en la Ciudad de Mendoza. A la saz√≥n, socio de los polic√≠as corruptos.

Desde un tel√©fono celular que estaba en su poder surgieron las amenazas contra quien escribe estas l√≠neas y algunos de sus informantes. Para zafar, Guevara complic√≥ a su novia, Magal√≠, e intent√≥ inventar una historia improbable ‚ÄĒe incomprobable‚ÄĒ sobre un delivery que habr√≠a olvidado su tel√©fono en el gimnasio que posee.

Sea como fuere, estas √ļltimas l√≠neas buscan alertar al respecto, ya que la preocupaci√≥n por las revelaciones de Mendoza Today sobre la corrupci√≥n de los uniformados mendocinos llega hasta lo m√°s alto de la c√ļpula policial. Es una maquinaria eficazmente coordinada, donde cada uno oficia de engranaje perfecto.

Todos los nombres, hechos y detalles fueron aportados ya por este diario. Resta que la Justicia y la Inspección General de Seguridad se animen a tomar cartas en el asunto.

Ciertamente, comenzaron a hacerlo, pero solo con los uniformados de bajo rango. Los que aparecen en la c√ļspide siguen impunes.¬†

Está claro que ello los envalentona a la hora de amenazar a los periodistas independientes. Es de manual…

 

Alberto, entre los ‚Äúoff‚ÄĚ y los chats hot

En el a√Īo 1997, el ex marino Alfredo Astiz tuvo una conversaci√≥n de alto impacto con Gabriela Cerruti, donde reivindic√≥ la actividad ilegal de la dictadura militar y lleg√≥ decir una frase brutal: ‚ÄúEstoy capacitado para matar a un periodista‚ÄĚ.

La hoy portavoz presidencial lo public√≥ como si se hubiera tratado de una entrevista, pero al leer en detalle lo que hablaron uno y otro ‚ÄĒy c√≥mo lo hablaron‚ÄĒ era claro que se trat√≥ de una charla off the record. Esto es, con el compromiso de no ser publicada.

Lo ocurrido impuls√≥ un debate que no cierra a√ļn hasta el d√≠a de hoy dentro del periodismo. Por muchos motivos, pero principalmente uno: Cerruti insiste con que se trat√≥ de un ‚Äúreportaje‚ÄĚ, acordado para ser publicado entre ambas partes.

M√°s all√° de esa discusi√≥n puntual, est√° claro que los ‚Äúoff the record‚ÄĚ jam√°s deben publicarse. Es una norma ‚Äúno escrita‚ÄĚ del periodismo, que se enmarca en una cuesti√≥n siempre espinosa: los delicados v√≠nculos entre el hombre de prensa y las fuentes de informaci√≥n.

Lo antedicho viene a cuento de lo sucedido con Alberto Fern√°ndez esta misma semana, cuando le ‚Äúregal√≥‚ÄĚ un off the r√©cord al siempre pol√©mico Roberto Navarro. “Ser√© el que termine con 20 a√Īos de kirchnerismo”, le dijo.

Y Navarro, cual Cerruti, lo publicó en formato de entrevista. Cometiendo el peor de los pecados que puede cometer un periodista: violar el pacto que implica una charla privada.

Ante la furia del kirchnerismo de paladar negro, Alberto neg√≥ haber dicho aquella frase. No obstante, jam√°s desminti√≥ haber hablado con Navarro. M√°s a√ļn: el portal que comanda este √ļltimo ‚ÄĒEl Destape‚ÄĒ jam√°s elimin√≥ la presunta entrevista ni tampoco neg√≥ lo publicado.

En ese contexto, Cristina Kirchner decidi√≥ responderle a Alberto en pleno homenaje a las Abuelas de Plaza de Mayo en el Senado: ‚ÄúEn off se dicen barbaridades que despu√©s se niegan‚ÄĚ, sostuvo.

Y volvió a repetir una frase que ya había pronunciado en el pasado: que ella sí está en condiciones de mostrar las conversaciones que guarda en su teléfono celular.

De m√°s est√° decir que ello es falso: en el a√Īo 2011 un grupo de esp√≠as de la Agencia Federal de Inteligencia (exSIDE) hacke√≥ su aparato y descubri√≥ mensajes indecorosos entre la hoy vicepresidenta y su entonces segundo, Amado Boudou.

En aquellos d√≠as, Alberto Fern√°ndez sab√≠a ser un ac√©rrimo cr√≠tico de la gesti√≥n de Cristina y les regalaba a los medios cr√≠ticos del kirchnerismo ‚ÄĒprincipalmente al grupo Clar√≠n‚ÄĒ revelaciones de diversa √≠ndole sobre presuntos casos de corrupci√≥n del matrimonio K.

Exactamente igual a lo que ocurre en estas horas: pocos saben que el hoy jefe de Estado sabe ofrendar diversos off the récord a cronistas del mismo holding. Son postales de la ruptura definitiva que se vive dentro de la alianza del Frente de Todos, que, dicho sea de paso, llegó tarde y mal.

Los gobernadores peronistas, con Juan Manzur a la cabeza, le facturan a Alberto no haber cortado el ‚Äúcord√≥n umbilical‚ÄĚ mucho antes con Cristina. Creen que podr√≠an haber torcido el destino de la historia, barriendo a La C√°mpora y el kirchnerismo del gobierno y logrando el acompa√Īamiento de gran parte de la sociedad. Ahora ya es tarde, el da√Īo ya est√° hecho. Y Alberto va camino a ser solo un mal recuerdo.

Entretanto, Cristina insiste con el cuento de la ‚Äúproscripci√≥n‚ÄĚ, que no creen siquiera aquellos que lo repiten como loros. ¬ŅQu√© le evitar√≠a ser candidata acaso? Ella y sus ac√≥litos saben que la condena que pesa sobre su cabeza debe quedar firme para dejarla fuera de carrera. Y pasar√°n no menos de 4 o 5 a√Īos antes de que ello suceda.

De hecho, en estas horas miles de militantes se han reunido en Avellaneda para intentar convencer a Cristina de que se presente a las pr√≥ximas elecciones. Toda una demostraci√≥n de la contradicci√≥n de marras: ¬ŅLa vicepresidenta est√° proscripta o solo no quiere competir?

Los mismos que buscan convencerla de que se suba al ring electoral, persisten en tratar de persuadir a Alberto de que se baje de su intentona reeleccionista. Por ahora, lo hacen de manera ‚Äúamable‚ÄĚ. Pero ya le han hecho saber que habr√° ‚Äúcarpetazos‚ÄĚ de diversa √≠ndole si no desiste de aquella aventura. Juan Manuel Olmos, su jefe de Asesores, se lo ha comunicado esta misma semana.

El presidente no teme la eventual embestida K: ha instruido a los suyos a responder de la misma manera. Les jura que Cristina y La C√°mpora tienen m√°s para perder que √©l. ‚ÄúEllos manejan el 70% del presupuesto, manejan todos los negocios y llenaron de √Īoquis el Estado, yo solo tengo la foto en Olivos‚ÄĚ, les dice a sus √≠ntimos.

Ello es relativamente cierto: un dossier que reposa en el escritorio de la vicepresidenta posee varias docenas de capturas de chats de Whatsapp que comprometen a Alberto. Allí, queda de manifiesto cómo el mandatario conversa durante la madrugada con puntuales féminas, algunas de ellas presuntamente menores de edad. 

El tenor de esas conversaciones son escandalosas. Con propuestas indecentes de diversa índole. Una de las apuntadas es una tal Laly Belén, hoy empleada de un organismo estatal de la provincia de Buenos Aires, a quien Alberto le habría hecho insinuaciones de elevado tenor sexual.

Basta recordar aquel tuit del a√Īo 2021 de Jorge Rial, siempre a pedido de Cristina: “Pito duro. As√≠ define @cfkargentina en la intimidad a un importante (t√≠simo) pol√≠tico de este gobierno. Le molesta su devoci√≥n por las mujeres. Ni en los momentos m√°s dif√≠ciles deja de tirar tiros x WhastApp‚ÄĚ.

En otro orden de cosas, sorprendió esta semana la feroz operación de prensa que involucró a Horacio Rodríguez Larreta y uno de sus delfines, el mendocino Omar De Marchi. Fue en el contexto de la interna del espacio Cambia Mendoza, que parece a punto de estallar en mil pedazos.

Básicamente por los amagues del propio De Marchi de competir por fuera de la interna de Juntos por el Cambio en la provincia. 

Grandes, medianos y peque√Īos medios publicaron que el alcalde porte√Īo le hab√≠a soltado la mano a De Marchi y lo habr√≠a obligado a competir por dentro de Cambia Mendoza, como pretende Alfredo Cornejo.

Pero todo, como devel√≥ Diario Mendoza Today, se trat√≥ de una vergonzosa ‚Äúopereta‚ÄĚ que dej√≥ en rid√≠culo a una veintena de medios de comunicaci√≥n. Fue motorizada por el radicalismo mendocino, que teme que el otrora intendente de Luj√°n de Cuyo se decida a presentarse por fuera de la interna. Ello le dar√≠a enormes chances de quedarse con la gobernaci√≥n de Mendoza. Un bot√≠n demasiado suculento como para dejarlo escapar.

Podr√≠a parecer un tema muy menor y hasta ‚Äúlocal‚ÄĚ, pero no lo es. Detr√°s subyace la pelea m√°s importante que libra Juntos por el Cambio en estas horas a nivel nacional: Larreta versus Patricia Bullrich. Ni m√°s ni menos.

Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich / Perfil

Artículos Relacionados