Insólitas

Los 8 datos curiosos sobre el cuerpo humano que seguramente desconocías

Todos sabemos que el cuerpo humano es una de las cosas más extrañas que existen. De todos modos, pocos conocen que los individuos estamos rellenos de todo tipo de fluidos, partimos de una única célula y, además, contamos con un esqueleto entero por dentro. Y más detalles curiosos:

  • Los humanos brillamos en la oscuridad

Las reacciones químicas en nuestras células arrojan pequeñas cantidades de luz que los científicos capturaron con cámaras ultrasensibles. Sin embargo, no se puede observa este brillo a simple vista, ya que es mil veces más débil de lo que somos capaces de apreciar.

  • El apéndice no es tan inútil

El apéndice, ese órgano con forma similar a la de un gusano que cuelga desde nuestro intestino grueso, fue durante mucho tiempo un misterio.

Pero resulta que nuestro apéndice está muy lejos de ser un bulto inútil. Se encuentra compuesto de tejidos asociados al sistema inmune. Su función específica es servir como lugar de almacenamiento para nuestras bacterias intestinales “buenas”.

  • La piel de gallina busca mantener el cuerpo caliente

La piel de gallina nos permite erguir cada uno de los pelos del cuerpo, a fin de evitar que el aire pase y podamos mantenernos calientes.

  • Solo respiras por un agujero de la nariz a la vez

Cuando las personas nos resfriamos y tenemos la nariz tapada, es probable que notemos que solo se te tapona una fosa nasal y que a veces va variando durante el día. Eso es porque solo respiramos por una fosa nasal a la vez, incluso cuando estamos sanos.

  • Los bebés tienen más huesos que los adultos

Es probable que hayas escuchado que una persona tiene poco más de 200 huesos. Los bebés tienen más. Los especialistas calculan, que en promedio, pueden llegar a tener 300 huesos. Esto se debe a que muchos de los huesos de los adultos son en realidad múltiples huesos pero unidos por cartílago.

  • Los bebés tan solo parpadean una o dos veces por minuto

Una persona adulta promedio parpadea de 10 a 15 veces por minuto. Sin embargo, los bebés solamente lo hacen entre una y tres veces por minuto.

  • La materia fecal se encuentra en estado líquido mientras está dentro del cuerpo

El estómago es prácticamente un baño de ácido y el intestino delgado es un fino tubo, como si se tratara de una manguera. La comida que está siendo digerida se transforma en un líquido llamado quimo. Solo al final, la mayor parte de esa agua es absorbida nuevamente por el cuerpo, dejando esos desechos sólidos.

  • Al año el cuerpo fabrica saliva como para llenar una o dos bañeras

El cuerpo produce 0,7 litros de saliva por día. Durante el transcurso de un año podrían ser suficientes para llenar una o dos bañeras.

Artículos Relacionados