Luis RossiPortada

ūüęĶ ¬ŅSomos un pa√≠s de mierda o un pa√≠s con mucha mierda? Acerca de Argentina, y Mendoza, y nosotros tambi√©n

El problema no es el país, sino la gente que lo gobierna. Solo nosotros te lo podemos decir tan crudamente. Bancatela, por favor.

Sinceramente, cualquier persona razonable que analice las potencialidades de la Argentina como pa√≠s, sobre todo en extensi√≥n y en la variedad de sus recursos naturales y humanos, lo √ļltimo que puede llegar a pensar es que somos un pa√≠s de mierda. Al contrario, hemos escuchado decir muchas veces ‚Äúcon todo lo que tenemos y mir√° c√≥mo estamos‚ÄĚ.

Entonces, la primera apreciación que se nos viene a la mente es que no somos un país de mierda, sino que el problema lo tenemos adentro del territorio nacional y (oh! sorpresa!) somos los propios argentinos.

Traemos instalada en nuestros genes lo que se llama la ‚Äúviveza criolla‚ÄĚ, esa habilidad nata de los argentinos de ser avivados, desconfiados y astutos a la vez, si la situaci√≥n lo amerita, por supuesto.¬†Vivimos permanentemente atentos y sin verg√ľenza quebrantamos normas si podemos y siempre con el argumento de ‚Äúyo no fui‚ÄĚ.

Por dem√°s ingeniosos, tambi√©n le hacemos honor a ese dicho popular que en lat√≠n reza ‚Äú‚ÄúInventa lege, inventa fraude‚ÄĚ, es decir, ‚Äúhecha la ley, hecha la trampa‚ÄĚ. Y as√≠ somos, ni m√°s ni menos.¬†Por supuesto que toda regla tiene su excepci√≥n y muchos argentinos entran en ella, pero en n√ļmero, los honestos venimos perdiendo por goleada.

Si Usted considera que est√° entre los buenos ciudadanos no se haga mala sangre y a seguir rem√°ndola en este mar, que como es bien argentino, es casi de dulce de leche.

Pero los actos del mediocre habitante de este pa√≠s, traducidos a la vida com√ļn, se podr√≠an ejemplificar a trav√©s de algunos hechos cotidianos: si encontramos algo no lo devolvemos, si nos dan mal un vuelto miramos para otro lado y silbamos, si nos podemos colar en una fila lo hacemos, tratamos de que nos atiendan sin sacar n√ļmero con la excusa de que ‚Äúes una preguntita nom√°s‚ÄĚ, sufrimos de trastornos del sue√Īo en los colectivos as√≠ podemos viajar c√≥modos y sentados sin ofrecer el asiento a personas mayores y mujeres. Y as√≠ podr√≠amos seguir enumerando varias situaciones m√°s donde puede observarse nuestra viveza criolla a flor de piel.

No se enojen, acept√©moslo.¬†Cuando podemos somos fraudulentos, enga√Īosos, sobornables, mentirosos, evasores, corruptos, abusadores del poder y carentes de √©tica y moral. Entre otras cosas.

Uno de los ejemplos más característicos para identificarnos son nuestros representantes políticos. Sí, ellos son el reflejo de la mayoría de los argentinos, salvo contadas excepciones. Y lo lamentable es que nosotros mismos los elegimos.

Por desgracia nuestra clase política se esmera día tras día en recordarnos que vivimos en Argentina.

El pueblo siempre muy cercano a la pobreza o a la indigencia, perdiendo día tras día la calidad de vida, pero ellos siguen gastando indiscriminadamente con la excusa de que ya llegará el vendedor de espejitos que nos sorprenderá, como en 1492.

Tal es as√≠ la viveza criolla de nuestros dirigentes que, los que dicen defender y representar a los trabajadores viven como millonarios y no como trabajadores, los pol√≠ticos ganan lo que no ganar√≠an en ninguna parte del mundo pero sin trabajar, los empresarios te congelan el precio de un producto pero te disminuyen el contenido de peso o de calidad, los que manejan las organizaciones sociales no pueden explicar de qu√© viven (y con tantos privilegios), otros tantos cuando llegan al poder en un cargo p√ļblico acomodan a toda la familia y amigos (de esos hay muchos) y est√°n los que compran lo que sea porque hay alg√ļn conchavo conveniente con un empresario (la causa de los cuadernos es la que mejor representa este caso)

¬ŅQuiere ejemplos en detalle para tener m√°s retorcijones de panza? Comencemos entonces.

El Gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, se dice que gastó 500 millones de pesos para comprar geles íntimos para utilizar durante los actos sexuales, además le habría otorgado un subsidio de 90 millones de pesos a un artista militante (Dady Brieva) para que no se le caiga la temporada teatral en Mar del Plata.

El¬†Gobierno Nacional¬†le condon√≥¬†miles de millones de pesos a muchas empresas el√©ctricas¬†cuyos due√Īos son archiconocidos y todos saben de sus relaciones de amistad con ciertos funcionarios del Gabinete Nacional.

El¬†Ministerio de la Mujer¬†aument√≥ el 150% su presupuesto en los √ļltimos 2 a√Īos¬†(39.700 millones de pesos en el 2022 as√≠ que ni imaginarnos el n√ļmero del 2023).

Todo esto mientras el 40% de los argentinos carece de un servicio tan esencial como es de las cloacas (datos del INDEC).

Bueno, pero muchos de los lectores a esta altura del art√≠culo (sobre todo aquellos que comulgan con las ideas del Gobierno Nacional) se estar√°n diciendo hacia sus adentros¬†‚Äúeste periodista es muy tendencioso y solo menciona los datos que le conviene. ¬°Gorila!‚ÄĚ. Bien, para darles el gusto a todos¬†ahora nos venimos a la provincia de Mendoza, para que vean que la viveza criolla no conoce de ideolog√≠as ni de geograf√≠as. Est√° por todos lados!

Como para ir entrando en calor.

En¬†Mendoza¬†ya es por dem√°s conocido el¬†frustrado regalo que el Ejecutivo provincial le iba a hacer al Pastor Bonarrico.¬†Millones m√°s, millones menos‚ĶSe trataba de un obsequio en definitiva y vaya que obsequio (¬Ņser√≠a el diezmo?)

El Ministerio de Culturas y Turismo se habría abocado a la compra de artículos de mercería por un valor de 7 millones de pesos.

En Godoy Cruz se conoció, exigencias mediante, que el Festival de la Cerveza 2022 habría tenido un costo de alrededor de 200 millones de pesos.

San Carlos habría contratado un catering por un valor de 7 millones de pesos.

Podr√≠a tambi√©n mencionar a los¬†pol√≠ticos mendocinos y de todos los colores, que por su paso por Buenos Aires van¬†sembrando reto√Īos por dependencia que se les presenta. Ni hablemos de los obsecuentes que van detr√°s‚Ķ

Ni hablemos de la destapada de olla que realiz√≥ un diario digital local cuando en diciembre del 2022 dej√≥ en evidencia los montos de las¬†millonarias pautas publicitarias¬†que se otorgan en Mendoza a ‚Äúdeterminados‚ÄĚ medios, lo digo as√≠ porque¬†los que somos independientes la seguimos luchando¬†como se puede, contra vientos, mareas y todo tipo de tempestades.¬†No somos amigos ni complacientes del poder.

Había que decirlo una vez más, y se dijo.

Artículos Relacionados