Chimentos

El abogado del “Teto” Medina asegura que el conductor solo era un empleado de la comunidad

El periodista está detenido y acusado de reducción a la servidumbre, abandono de personas, estafa y explotación laboral por ser conductor de un centro de rehabilitación para adictos.

Adrián Tenca, uno de los abogados del “Teto” Medina, habló en diversos medios de comunicación sobre la situación actual de su defendido que en estos momentos está detenido y acusado de reducción a la servidumbre, abandono de personas, estafa y explotación laboral.

Hoy, la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal Argentina realizó diversos allanamientos en casas particulares y quintas de rehabilitación para adictos al informan que ninguno estaba habilitado para funcionar como tal.

“Medina no era el titular del centro, es empleado. Es una figura muy grave la reducción a la servidumbre. El Teto estaba contento porque sentía que ayudaba a la gente a recuperarse”, sostuvo Tenca en declaraciones periodísticas.

A su vez el abogado, que todavía no pudo ver al detenido, señaló que cree que el conductor quedó ligado a la causa por permanecer a los grupos de WhatsApp de la comunidad.

el-conductor-televisivo-marcelo-teto___ZKBrvDur2_720x0__1.jpgMomento en el que la Policía le leía la denuncia a el conductor en su casa de Palermo

Asimismo, Adrián, quién se enteró por los medios de los hechos, aseveró que Medina no tiene ningún tipo de participación en nada de lo que le están imputando: “Es una cuestión absolutamente ajena a él, que participaba dando charlas”.

Tenca aseguró que se comunicará con el juzgado que lleva adelante la causa para “ver qué tiene el juez” como pruebas en contra de su defendido: “Primero me voy a interiorizar respecto a cuáles son los elementos de pruebas, después seguramente pediremos la excarcelación. Creo que está en calidad de demorado, de detenido”.

Fuentes policiales informaron a la agencia NA que las investigaciones comenzaron tras la denuncia de 10 víctimas que trabajaban en los respectivos lugares: “Se informó que en una Comunidad Terapéutica (“La razón de vivir”) orientada para personas con adicciones en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires, estarían sometiendo a trabajos y servicios de servidumbre con fines de explotación laboral a quienes asisten para su rehabilitación, identificándose aproximadamente a 200 víctimas, mayores y menores de edad”.

En sus redes sociales Medina se presentaba como especialista en adicciones y operador socioterapéutico que realizaba charlas motivacionales en los diversos centros. Actualmente la causa está a cargo del Juzgado de Garantías N°8 de Florencio Varela, a cargo de Adrián Villagra.