Chimentos

Tiziano Gravier habló por primera vez tras la agresión y contó detalles de esa madrugada violenta

El hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier habló concedió una entrevista televisiva y se refirió a su recuperación, su estado de ánimo y a lo que espera de la Justicia.

Tiziano Gravier, que fue golpeado brutalmente el 5 de junio a la salida de un boliche en Rosario, habló por primera vez en televisión y contó detalles de la madrugada en la que fue atacado.

En una entrevista exclusiva con Telenoche, el hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier relató lo que tuvo que vivir luego de sufrir una fractura de mandíbula a causa del golpe que recibió que lo llevó a pasar dos veces por el quirófano.

El joven sostuvo que hace pocos días pudo volver a hablar: “Las primeras dos semanas tenía unas gomas que no me dejaban hablar ni comer nada. Lo peor ya paso, pero todavía tengo cuatro tornillos por la fractura”.  En plena recuperación, luego de dos operaciones, dijo que los primeros días atravesó un proceso de angustia. “Anímicamente fueron (días) complicados, estuve angustiado un tiempo, tenía subidas y bajadas. Estuvo bueno que muchos amigos me vinieron a visitar al hospital y a casa”, señaló.

“Ayer volví a la Universidad porque tenía facultad que rendir un final. Aproveché el fin de semana largo y me fue bien”, contó el estudiante de la carrera de Negocios Digitales en la Universidad de San Andrés.

Sobre lo sucedido esa madrugada recordó que había salido con unos primos, y que pasaron a buscar a unas amigas por otro boliche, a cinco cuadras del que habían ido. Cuando se estaban yendo vino la agresión. “Yo estaba con mi hermano, cruzamos la calle, Escucho que alguien de mi derecha me dice “Ey, Tincho”, y cuando lo miro me ‘como’ un golpe. No tengo tiempo de contestarle ni de reaccionar. Al primero que me pega nunca lo veo, no podría reconocerlo”, relató.

“Tengo una imagen de costado que veo como se le van a mi hermano y fue instintivo sacar a mi hermano de ahí. Recupero el equilibrio y salgo corriendo, con el envión lo empujo y lo traigo conmigo y salimos corriendo. Ya estaba escupiendo sangre y sabía que tenía la mandíbula rota”, contó.

En cuanto a sus atacantes dijo: “No me interesa la condena a estos chicos, pero sí que haya un castigo”.

“Hoy en día hay muchísima violencia. Me gustaría aportar mi granito de arena para que esto no pase porque es terrible”, reflexionó el joven que es uno de los representantes más destacados que tiene la Argentina en esquí.

Artículos Relacionados