Christian SanzPortada

“Con” Cornejo y “sin” De Marchi, Patricia Bullrich lanzó su candidatura presidencial en Mendoza

La exministra de Seguridad dejó definiciones varias y trazó lo que será su eventual gobierno en 2023.

No lo dijo con todas las letras, pero es obvio que Patricia Bullrich se lanzó como candidata a presidenta dentro del espacio de Juntos por el Cambio de cara a 2023. Lo hizo en Mendoza, con la excusa de la inauguración de una Diplomatura en Perspectiva de Género.

En su arenga, que se dividió en tres tramos —primero en el Instituto Universitario de Seguridad Púbica (IUSP), luego en una charla con periodistas y, finalmente, en el Hotel Diplomatic— la exministra de Seguridad dejó varios conceptos que coinciden con una verdadera proclama política.

Con elogios al cornejismo —no solo a Alfredo Cornejo sino también a Rodolfo Suarez— y con críticas por elevación contra Omar De Marchi, Bullrich ponderó la gestión mendocina: “Nosotros hemos mirado siempre con mucha dedicación la política que ha llevado adelante el Gobierno de Mendoza, en institucionalidad, en seguridad. Mendoza ha hecho cosas que en otros lados no se han hecho”

Acto seguido, anticipó que copiaría algunas medidas locales referidas a puntuales tópicos de gobierno en caso de ser presidenta: “Tratamiento de piquetes, el Código Procesal, lucha contra el narcotráfico, (Mendoza) ha sido vanguardia en el tema de seguridad, en el manejo presupuestario llevando a la provincia a no tener déficit, a pesar de haber recibido la provincia con déficit enorme”.

Allí mismo dejó un guiño para Cornejo —quien no estuvo de cuerpo presente, pero siguió el evento de cerca—, su casi seguro compañero de fórmula: “Entonces quien sabe gobernar una provincia compleja, que ha tenido muchas desigualdades, porque ha estado rodeado de provincias que ha tenido regimenes especiales y Mendoza tuvo que defenderse en esa situación demuestra que hay capacidad de gestión, esa capacidad de gestión queremos tenerla en el gobierno”.

A la hora de hablar sobre su otrora aliado, el diputado nacional del PRO Omar De Marchi, quien desde hace algunos días es el coordinador nacional de Horacio Rodríguez Larreta, Bullrich se mostró sorprendida: “Como presidenta del PRO respeto al presidente del PRO que es Álvaro Martínez. Acá hay mucha gente que me está acompañando. De Marchi es diputado, y como diputado trabajan en equipo en el bloque y otra cosa son los equipos que están armando. Omar tomó una decisión rara, pero la tomó, es su decisión no la voy a cuestionar. Él tendrá que ver la relación que tendrá con los mendocinos a partir de esa decisión”.

Luego volvió a referirse a lo que será su programa de gobierno de cara al año entrante: “Hay cuatro puntos que Argentina tiene que trabajar. El primero es salir de la crisis económica y la inflación, la inflación es el peor problema que tenemos en el país. Es producto de la emisión desmesurada, de un gasto público que se sostiene más, de la necesidad de que a nivel nacional provincial y municipal nos ordenemos y tengamos racionalidad en el gasto. Es necesario no tener déficit. Es necesario tener un banco central independiente. Y estamos pensando medidas novedosas como el bimonetarismo, que ya en Argentina se da, porque cualquier persona que compra una casa, la compra en dólares”.

Finalmente, en un guiño a los mendocinos, Bullrich avanzó en la cuestión del federalismo: “Mirar el país no desde Buenos Aires, sino desde cada provincia. Llamar al Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior. Necesitamos vender nuestros productos. Le estamos pidiendo al gobierno que arranque con el gasoducto y lo termine. En educación tenemos que hacer una educación 5.0”.

Las cartas están echadas, habrá que ver cómo sigue la partida, que recién empieza y donde gana el que miente mejor.

Artículos Relacionados