Marcelo López Masia

El prontuario de Agustín Rossi, un perdedor nato

El tipo hizo un desastre en Rosario y se cree que es un gran cuadro político.

Con la interna oficialista impactando negativamente en la gestión del Gobierno, desde la Casa Rosada buscan sortear la crisis pasando por alto las críticas de los propios, una recomendación que le realizó al presidente Alberto Fernández el ex ministro de Defensa Agustín Rossi, quien se posiciona como uno de los dirigentes más escuchados por el jefe de Estado.

“Es un cuadro político importantísimo. Está muy cerca del Presidente, habla mucho con él”, resaltó a la agencia Noticias Argentinas una fuente con acceso directo al despacho presidencial, que además indicó que la opinión de Rossi es “tomada muy en cuenta” por el mandatario.

En tal contexto, es oportuno contar el currículo/prontuario de Rossi, con el pertinente resumen de sus “andanzas” comiciales.

Llegó a Rosario procedente de Vera a fines de los años setenta para estudiar ingeniería, pero terminó dedicándose a la política, donde logró ser elegido concejal.

Intentó en innumerables ocasiones llegar al “Palacio de los Leones” de la Chicago argentina, pero todos sus intentos fueron infructuosos.

Es más, gracias a su patética labor el justicialismo local logró un récord insólito: perdió en Rosario ocho elecciones seguidas para la jefatura comunal (dos contra el radical Horacio Usandizaga, dos contra el por entonces socialista Héctor Cavallero, dos contra el entonces gobernador Hermes Binner y dos contra el exintendente local, Miguel Lifschitz.

Resumiendo, desde que Rossi milita y maneja los hilos de la departamental del PJ local jamás se obtuvo un triunfo en la ciudad alguna vez catalogada con orgullo como “la capital del peronismo”.

Pero allí no se termina su faena política (de la labor comercial no vamos a hablar, para no poner de mal humor a los innumerables crédulos rosarinos que aún guardan sus cheques impagos, fruto de algún que otro desliz económico financiero).

Lanzado al parlamento nacional, ante los magros resultados rosarigasinos ya descriptos, Agustín fue designado el lugarteniente de Néstor Kirchner en la cámara baja.

Desde allí logró gran notoriedad e intentó, varias veces más, ser triunfador en su terruño natal.

En el 2005 fue de bruces contra Hermes Binner en las legislativas que tuvieron al kirchnerismo ganador en todo el país.

Habría que corregir este dato. En “casi” todo el país, ya que Rossi fue vapuleado por el solitario socialismo que en aquella ocasión le sacó una diferencia de 150 mil votos.

Dos años más tarde, intentó ser candidato a la “Casa Gris” y perdió en la interna contra el ex canciller Rafael Bielsa, quién también caería derrotado pocos meses más tarde, en la única derrota que tuvo el peronismo en Santa Fe para la gobernación en toda su historia.

Finalmente, se convirtió en el hazmerreir vernáculo al ser vapuleado en el 2009 en las legislativas provinciales.

La Alianza del Socialismo, radicalismo, la democracia progresista y el Ari lograron el 40 por ciento de los votos.

Un porcentaje casi idéntico obtuvo Santa Fe Federal, con Carlos Reutemann encabezando aquella boleta sábana.

El ultra kirchnerista Rossi no llegó siquiera al diez por ciento de los sufragios emitidos, en una derrota que dejó a los K perdidosos a nivel nacional por culpa de semejante perfomance en un distrito tan clave.

De nada le sirvieron los apoyos de sellos de goma tales como el Partido Intransigente, el Humanista, el Frente Grande y el Partido para el Progreso Social.

Artículos Relacionados