Christian SanzMendoza en foco

Acerca del primer año de Diario Mendoza Today: entre el periodismo independiente, los anunciantes y el cambio de paradigma

En primera persona, un agradecimiento personal.

Hacer periodismo en Mendoza es una tarea casi imposible. Quiero decir, hacer buen periodismo, contando las cosas que valen la pena. Sobre todo los hechos de corrupción.

La pauta oficial, tanto de la provincia como de los municipios, opera cual tópico moderador —cuando no, censurador— de los escándalos que envuelven a los políticos locales. Los cuales, en puntuales curros, operan como una verdadera sociedad.

Harto de aquella realidad, junto a media docena de “locos”, hace un año decidí fundar mi propio diario, Mendoza Today, que buscaba escapar a esa perversa lógica.

Sabía a lo que me atenía: la pauta costaría más en llegar y me granjearía el odio de algunos medios mendocinos que saben jugar a la extorsión para generar ganancias.

Tal es así que los primeros llamados a la redacción de este diario provenían de referentes políticos que nos decían que estaban dispuestos a aportar grandes sumas de dinero a cambio de que no los mencionáramos. No querían una contraprestación publicitaria, solo el mutismo periodístico.

Lo insólito es que los tipos estaban convencidos de que ese era nuestro juego: que los exponíamos públicamente a la espera de que nos llamaran para negociar algún tipo de omertá. “Es lo que hacen los grandes medios”; nos explicaban, con una naturalidad que aún me genera indignación.

A cada uno de ellos les explicamos que no era nuestro estilo, que eso se llama “extorsión” y no tiene nada que ver con el periodismo. Y les recordamos que todos nuestros anunciantes aparecían en nuestra home, identificados claramente. Como corresponde.

Algunos lo entendieron, otros no. Pero lo importante es que, los que decidieron apostar por bancar este diario, lo hicieron sin pedirnos nada a cambio. Nada.

Solo el hecho de apoyar un medio independiente, honesto y equilibrado. Que busca focalizarse en lo que ocurre en Mendoza, escapando a la agenda que intentan imponer los grandes medios de Buenos Aires.

Por eso, junto al equipo que me acompaña cada día, quiero agradecer personalmente a nuestros sponsors, a un año de iniciada esta loca aventura, que obligó a otros medios locales a meterse en cuestiones incómodas y espinosas, aún contra su voluntad.

Vaya pues mi reconocimiento al gobierno de Mendoza, Estancia San Ignacio, café Mokka, Noe Moon, Grupo Fiducia, Natania —que nos acompañó durante los primeros meses—, y las municipalidades de Maipú, Luján de Cuyo, San Rafael y Tunuyán.

Son los que permiten que ustedes cada mañana puedan informarse sobre todo lo que pasa, no solo en Mendoza, sino también en la Argentina y el Mundo.

Por eso, no solo el agradecimiento es hacia ellos, sino también hacia ustedes, queridos lectores. Ustedes son los que obran este verdadero milagro llamado “periodismo”.

Artículos Relacionados