Marcelo López MasiaPortada

Inquietantes detalles de la psicología K

El psicólogo Miguel Espeche definió a los delincuentes “jugados” como “aquellos que huyen para adelante y se arrojan a una situación sin retorno, llena de vértigo y de apuestas, a todo o nada”.

Agrega el profesional que “su escalada es irrefrenable. Un delito lleva al otro, sin que pueda parar y, aún menos, retroceder. La acción del que se juega a sí mismo en una lotería mortal es compulsiva, como si se deslizara en una pendiente, sin forma de aferrarse a la mínima racionalidad o al mínimo sentimiento saludable que inhiba la secuencia trágica”.

Hilando un poco más fino, Espeche asegura que “la responsabilidad es siempre desplazada al otro, con racionalizaciones varias, ya que los “jugados” no tienen reparos en reproducir en el afuera la devastación que sienten dentro de sí”.

Finalmente, dice el psicoanalista que se trata de “una enfermedad anímica que tiene como signos visibles la prescindencia de toda ley que no sea la del propio impulso, la imposibilidad de sentir al prójimo como un semejante y una actitud interior que justifica la manipulación del ambiente -aún a través de la violencia- para lograr fines egoístas”.

Cabe aclarar que este estudioso de los casos más patológicos de nuestra criminología daba características generales, a pesar de que más de uno pueda pensar que se estaba refiriendo específicamente a algún político local en particular.

Quienes visitamos Santa Cruz cuando todavía era gobernada por Néstor Kirchner, fuimos advertidos de todo lo que nos esperaba en caso de que el “pingüino” llegara a la Casa Rosada.

En su provincia natal, el ex titular del sillón de Gregores llevó adelante un récord difícil de igualar.

Repasemos solamente diez situaciones:

1-Cartelizó la obra pública local dejándola en manos de empresarios amigos, especialmente, Lázaro Báez, quién se desempeñaba como humilde cajero del banco provincial en los años noventa y hoy es multimillonario. Los sobreprecios pagados por Néstor a sus compañías fueron memorables.

2-Para que no quedaran dudas, el poderoso matrimonio se asoció luego con Lázaro en la construcción de dúplex donde los K ponían el terreno y Austral Construcciones llevaba adelante los proyectos.

3-Multiplicó el juego por toda la provincia, a pesar de que en Santa Cruz no existían casinos ni tragaperras. Fomentó así al máximo la ludopatía. El beneficiado fue, una y otra vez, Cristóbal López, quien se quedó con las salas de Rio Gallegos, El Calafate, Caleta Olivia, Las Heras, Pico Truncado y Puerto Deseado.

4- Hizo desaparecer dos fondos de cientos de millones de dólares cada uno: los provenientes de las regalías mal liquidadas que terminaron en bancos suizos(los mismos bajaron de mil a quinientos millones de verdes, sin ninguna explicación), y el fondo creado hace ya más de veinte años por la ley 23.681 y que pagamos todos los argentinos para beneficiar a Santa Cruz, por estar fuera del sistema eléctrico interconectado nacional.

5- Apoyó con el voto de sus legisladores y con su lobby personal las escandalosas ventas de YPF y Gas del Estado durante los años menemistas.

6-Permitió la depredación pesquera como ningún otro gobernador haya hecho jamás, logrando las capturas más voluminosas e irracionales de la historia marítima argentina.

7-Permitió la contaminación del acuífero subterráneo llamado “patagoniano”, ya que las multinacionales que allí operan nunca encofraron sus caños, para ahorrar dinero, y, durante la llamada “recuperación secundaria”, inyectaron durante años aguas con fuertes químicos a los pozos. Como los caños no estaban protegidos y se rompían, se mezclaron a menudo las surgentes puras con el veneno que inyectan las petroleras a los yacimientos sobre explotados.

8-Permitió la multiplicación de producciones auríferas a cielo abierto. Esta megaminería es también altamente contaminante.

9-Amplió la Corte Suprema provincial para maniatar a la justicia; echó al fiscal Eduardo Sosa porque lo molestaba con sus investigaciones y puso a su sobrina de sangre y a un sobrino político al frente de los únicos dos juzgados penales de Rio Gallegos. Como si todo esto fuera poco, llamó a una consulta popular para lograr la reelección indefinida, ya que no tenía los dos tercios de la legislatura para semejante enmienda. El doctor Eugenio Zafaroni decía por entonces, que “así gobernaba Hitler la Alemania nazi”.

10-Aporreó con fuerzas paragubernamentales a los “caceloreros” que osaron recorrer las calles santacruceñas criticando su forma de gobernar.

¿Qué otra cosa me advirtieron los patagónicos antes de la asunción de Kirchner en el 2003?

“Ustedes no saben el presente griego que se llevan. El ‘lupo’ (Kirchner) es un delincuente serial que no va a parar nunca, aunque ya tenga dinero para que vivan sin problemas hasta sus bisnietos”, decían con resignación casi fatalista.

No se equivocaron quienes creyeron conocer el verdadero ADN kirchnerista.

Al llegar al poder nacional, esta pareja destruyó todos y cada uno de los organismos de control, marcando este espeluznante top ten:

1-Hizo añicos la independencia del Banco Central de la República argentina

2-Ridiculizó las prestaciones de la Oficina Anticorrupción que jamás llevó a juicio a un corrupto K.

3-Hizo renunciar por “cansancio moral” al ex titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido.

4-Hizo desaparecer en la práctica a Comisión Nacional de Ética Pública

5-Convirtió a la AFIP y la ONCCA en sabuesos que persiguen opositores y premian alcahuetes

6-Transformó a la ex SIDE en un grupo “goebbeliano” dedicado a la calumnia y el espionaje de los distintos grupos opositores

7-Prohibió al titular de la Auditoría General de la Nación que difunda sus dictámenes.

8-Arrinconó a la Unidad de Investigaciones financieras hasta llevarla a la más mínima expresión.

9-Persiguió al ex defensor del pueblo Eduardo Mondino hasta que el cordobés optó por irse.

10-Se aseguró que la Comisión Nacional de Valores fuera funcional a sus caprichos y llevó a la Comisión Nacional de defensa de la competencia a convertirse en un ariete de sus luchas contra Clarín.

Como si todo esto fuera poco, al revés que el Rey Midas, llenó de estiércol todo lo que terminó manipulando.

El INDEC, el Congreso de la Nación, el Consejo de la Magistratura, el fútbol de primera, la propia Feria del Libro y, lo más doloroso, sin dudas, los organismos defensores de los derechos humanos, incluidas madres y abuelas de plaza de mayo.

Volviendo a Santa Cruz, donde debemos mirar más a menudo, como si viéramos el mejor de los oráculos, recuerdo siempre las palabras de Daniel Gatti, el primero en advertirnos lo que haría en Buenos Aires “el amo del feudo”.

Decía el periodista nacido en la provincia de Santa Fe que “mientras todos miran a Néstor y se detienen en estupideces, sus cómplices se llevan todo sin que nos demos cuenta”.

Una buena labor de distracción.

Un método sofisticado que nos hace caer en la trampa una y otra vez, mientras el “jugado” no puede parar de llevarse puesto todo lo que se le cruce en el camino.

Artículos Relacionados