Internacionales

Otra denuncia contra Castillo en Perú, con rebote en el propio oficialismo

El presidente de Perú, Pedro Castillo, sumó otra cuestión de preocupación con el pedido de la Defensoría del Pueblo para que explique posibles reuniones del mandatario en una casa particular, denunciadas por un ciclo de TV, que “revelarían la existencia de un despacho presidencial paralelo”, una exigencia a la que se plegaron la primera ministra, Mirtha Vásquez, y el antecesor de esta, Guido Bellido.

En su cuenta de Twitter, la Defensoría señaló que su titular, Walter Gutiérrez, solicitó a Castillo esclarecer estos irregulares actos que “revelarían la existencia de un despacho presidencial paralelo” y reseñó que todos los funcionarios con cargos de relevancia “tienen el deber legal de reunirse en instalaciones oficiales, con agenda pública”.

Para la Defensoría, la Contraloría, la Fiscalía y la Procuraduría deben intervenir según sus atribuciones legales y constitucionales para aclarar estas denuncias.

Gutierrez advirtió que si se comprueban visitas indebidas, “se demostraría un total desapego a las leyes vigentes y a los principios de transparencia que rigen la función pública”.

Ayer, un informe del ciclo Cuarto Poder denunció que Castillo aún recibe invitados en su casa del barrio limeño de Breña, en reuniones cuestionadas al inicio de su gobierno, porque saltean el registro público que el presidente debe mantener.

Pese a que la Contraloría advirtió que esas visitas vulneraban la ley que regula la gestión de intereses en la administración pública, Cuarto Poder captó que Castillo recibió tres visitas que fueron registradas el 20 de octubre, y el 5 y el 10 de este mes.

Bellido, quien fuera el primer jefe del gabinete de la gestión de Castillo, exigió al Ministerio Público que investigue al presidente y hasta advirtió sobre la chance de que algunos empresarios hubieran sido favorecidos después de esos encuentros.

“Condenamos todo acto que puede llevar a hechos fuera de la ley; por tanto pedimos al Ministerio Público empezar una exhaustiva investigación. Señor presidente, usted no puede ponerse el sombrero para sentarse en el Palacio (de Gobierno, sede del Ejecutivo) y ponerse una gorra para hablar con empresarios”, indicó Bellido a través de su cuenta en Twitter.

Una de las visitas que recibió Castillo fue la de la asesora empresarial Karelim López y apenas meses después de ese encuentro un consorcio empresarial que es asesorado por López obtuvo la concesión de una obra vial por un monto de 58 millones de dólares.

La queja de Bellido llega en momentos en que la bancada del gobernante Perú Libre -que aparece dividida entre un sector más cercano y otro crítico del mandatario- debe definir su postura ante el proyecto opositor para que se destituya a Castillo.

En tanto, Vásquez dijo que desconocía que el titular del Palacio de Pizarro estuviera teniendo reuniones en su vivienda en Breña, pero advirtió que si eso se probara sería algo “delicado”.

“He tomado conocimiento de esta denuncia que me parece delicada porque, en principio, lo más importante para un gobierno es la transparencia y creo que el presidente Pedro Castillo está tratando de ser cada vez más rígido en ese tipo de aspectos. Que sepa, el presidente no despacha en Breña, sino en Palacio de Gobierno”, señaló Vásquez.

La funcionaria citó al presidente en cuanto a que en su gobierno no hay “favorecimientos a ninguna empresa ni persona en particular”.

“Si ha habido alguna reunión seguramente se va a explicar, pero en principio veo que el presidente Castillo está siendo muy riguroso, en los últimos hechos, en trasparentar todo lo que se ha hecho. Él está muy interesado en que se sienta que este gobierno quiere de alguna manera ser claro en lo que se está haciendo, en no cometer errores. Es importante recuperar la confianza de la población”, dijo, según el sitio del diario La República.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior