Christian SanzPortada

El futuro de Cornejo y Suarez, la reconversión del PJ mendocino y los otros “ganadores”

Alfredo Cornejo y Rodolfo Suarez, en ese orden, son los grandes ganadores de las elecciones en la provincia. Una verdad de Perogrullo.

Con un resultado que, hay que decirlo, los sorprendió incluso a ellos mismos: uno de cada dos mendocinos los eligieron este domingo.

En parte, por sus méritos —que no fueron demasiados ni tan pocos—, en parte por los deméritos del peronismo, principalmente a nivel nacional.

El Frente de Todos de Mendoza sufrió el castigo de las urnas por el “maltrato” que Alberto Fernández y Cristina Kirchner le endilgaron a la provincia, principalmente con el paupérrimo envío de fondos públicos en momentos de dura crisis.

El resultado es catastrófico: han perdido bastiones históricos del PJ como San Rafael y Maipú. No obstante, se mantuvieron otros, como La Paz, Santa Rosa, Tunuyán y Lavalle. No es poco.

Como sea, la victoria de Cambia Mendoza permite a Cornejo proyectarse de cara a 2023. ¿Busca ser nuevamente gobernador, como aseguran sus íntimos? Si es así, tiene el lugar asegurado.

Si, por el contrario, quisiera posicionarse como candidato presidencial, también ha adquirido acciones para hacerlo. Tendrá fuerte competencia, sí, pero ya no gravita como antes del domingo. Ahora cotiza en alza.

Suarez también queda posicionado para un futuro cargo nacional, ya sea Ejecutivo, ya sea Legislativo. Será lo que quiera ser.

Por su parte, llega un duro desafío para el peronismo, que deberá decidir si sigue aferrado al kirchnerismo o vuelve a sus bases tradicionales. De ello depende su futuro.

Lo más probable es que empiece una suerte de “despegue” gradual de todo lo que es K. Arrancará a nivel discursivo y seguirá en acciones concretas. Por propia subsistencia.

Entretanto, como ya se dijo a través de esta misma columna, a nivel nacional el kirchnerismo culminará un ciclo que arrancó en 2001 con el “que se vayan todos” y que se coronó con la llegada de Néstor Kirchner al poder, en 2003. Habrá que ver en qué nueva “sustancia” se transforma el siempre versatil PJ.

Ya fue de derecha con el menemismo y de izquierda con el kirchnerismo. ¿Llegará un peronismo de “centro? Imposible saberlo.

Hablando de ganadores, hubo otros dos “batacazos” en la provincia que merecen destacarse: por un lado Carlos Iannizzotto, que se impuso como tercera fuerza en los departamentos del sur.

Por el otro, el Partido Verde, que obró el mismo milagro en los demás departamentos, con Emanuel Fugazzotto como factotum del mismo.

Dos “experimentos” nada desdeñables, que habrá que tener en cuenta a futuro. En el contexto del intrincado rompecabezas de la política que viene.

Oficial: Cambia Mendoza sacó el 50% de los votos y el Frente de Todos el 25%

Artículos Relacionados

Volver al botón superior