Nico Sanz

El Gobierno utiliza trucos de ilusionismo para dar vuelta el resultado de las PASO

Según la Real Academia Española, el ilusionismo es “el arte de producir fenómenos que parecen contradecir los hechos naturales”.

En la historia se pueden encontrar muchos ilusionistas reconocidos, como David CopperfieldHarry Houdini o Criss Angel; pero lo más llamativo es que esta práctica se utiliza, incluso, desde el Gobierno.

La muestra más evidente refiere al control de precios, el cual fue impuesto por el Gobierno con el fin de desacelerar los niveles de inflación, ello explicaría que entre los 1432 productos con valores congelados pueda hallarse casi un centenar de bebidas alcohólicas.

Pero no es el punto de vista de un simple cronista. Hace apenas unos días, entrevistado por mí, el consultor financiero Gustavo Ibañez Pasdilla aseguró que lo que el Gobierno “pretende es manipular, vía el congelamiento de determinados precios, el resultado que dé el índice de inflación”.

Por eso la lista es tan arbitraria y hay algunas cosas bastante curiosas en la lista de precios congelados que no tendrían sentido, pero como se usan para calcular el índice de inflación, el Gobierno al congelarlo garantiza que en los próximos meses el índice de inflación le dé bastante baja”, añadió.

Entonces aquí el ilusionismo funciona como una pata fundamental del armado de campaña electoral del Frente de Todos, haciendo parecer que la inflación comienza a desacelerarse cuando en realidad no es así. De hecho a largo plazo este control tenderá a profundizar el mencionado problema.

El “plan platita”, que pretende poner más “dinero en el bolsillo de la gente”, es otro método de ilusionismo explícito, es que ello hará parecer que la persona beneficiaria tiene más dinero. En términos absolutos ello es cierto, pero no así en términos relativos, dado que la inflación –la real, no la dibujada- hará que ese dinero emitido sin respaldo por el Banco Central tenga menos poder adquisitivo.

¿Es una medida proselitista? Claro, quien lo dude solo debe consultárselo al candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, que, vale aclarar, no es precisamente un opositor.

Pero no sólo hacer parecer cosas que no son realmente formaa parte de las prácticas de este arte, otra de las herramientas que se utilizan es desviar la atención.

El video de aquí abajo explica a la perfección ese fenómeno.

Resulta que el Gobierno también busca desorientar. Uno de los temas a los que recurre es la causa por supuesto espionaje ilegal realizado a los familiares de los fallecidos en el submarino ARA San Juan durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri.

Con ello no se dice que el ex mandatario sea culpable ni inocente, sino que es un tema al que se recurre con el propósito de desviar la atención de los innumerables problemas que aquejan a la sociedad argentina toda.

No es nada nuevo ni novedoso: El “ah pero Macri” es parte de la agenda cotidiana del oficialismo: Ello demuestra además que no hay mucho –por no decir nada- para mostrar en materia de gestión por parte de la actual administración gubernamental.

Y ya que se toca el tema del ex jefe de Estado, fue este mismo lunes que el candidato a diputado nacional del Frente de Todos por la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro, habló de la fuga de dólares –temas recurrentes sí los hay- en relación al anterior Gobierno.

Lo hizo en el programa “Odisea Argentina” y fue allí que el colega Carlos Pagni le recordó que en la lista de aquellos que compraron dólares, que fue publicada por el ministro sin cartera del kirchnerismo, Horacio Verbitsky, aparece gente vinculada al oficialismo de turno.

Nuevamente se intentó realizar un truco de ilusionismo, desviando la atención de la responsabilidad que le toca a este Gobierno, aunque esta vez, el engaño fue desnudado por un periodista.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior