EconomíaPortada

El contundente informe del CEM que explica cómo y por qué hay que bajar el Impuesto a los Ingresos Brutos en la provincia

En las últimas horas, el Consejo Empresario Mendocino (CEM) elaboró un documento que se mete con una cuestión espinosa, siempre inquietante: el impuesto a los Ingresos Brutos.

“De acuerdo a su importancia, IIBB es el tercer impuesto relevante para la economía. Esto hace que IIBB sea la herramienta que tiene el Gobierno Provincial con mayor potencial para realizar políticas económicas“, puntualiza el documento, que puede verse al pie.

Allí se explica que el aumento de la presión impositiva en los últimos 10 años se explica “por la disminución en el porcentaje de las actividades exentas y porque las alícuotas medianamente altas concentraron cada vez más actividades económicas”.

Y advierte que las alícuotas ”especiales” presentan gran discrecionalidad y han aumentado su dispersión durante los últimos 10 años.

A su vez, en muchos casos las alícuotas generales de cada sector no resultan representativas debido a la existencia de numerosas alícuotas ”especiales”.

Concluyendo algo contundente: como IIBB en Mendoza grava con mayores alícuotas a las actividades relativamente más intensivas en trabajo, afecta negativamente a la creación del empleo privado formal.

Más aún: “De acuerdo a lo analizado en 11 actividades económicas tradicionales de Mendoza, IIBB genera mayores tasas de interés y aumenta los costos y los precios. Todo esto reduce la rentabilidad y la inversión de las actividades gravadas. Por su efecto cascada, IIBB potencia todos estos efectos y discrimina fuertemente en contra de las PyMes que no pueden evitar la carga del impuesto acumulada en las diferentes etapas de la cadena productiva”.

Para el CEM, ante tal panorma, teniendo en cuenta el estado actual de las cuentas fiscales de la Provincia (equilibrio) y el mantenimiento de una política de gasto público “ordenada”, podría permitir reducir las alícuotas impositivas de IIBB al nivel de las provincias más relevantes (competidoras para cada actividad) en un período de 4 años.

“La reducción de IIBB se destina totalmente a financiar nuevo empleo privado registrado (neto). Empresas: en vez de pagar una parte de IIBB, ahora podrían destinar esos recursos a contratar empleos formales”, sostiene la misma entidad.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior