PortadaSociedad

Lo condenan a 15 años de prisión por el crimen del custodio de un blindado en Guaymallén

Un hombre fue condenado hoy a 15 años de prisión por participar del crimen del cabo de la policía Eduardo Correa, asesinado a balazos durante un intento de robo a un camión blindado cometido en 2008 en Guyamallén.

Se trata de Víctor Miguel García (54), a quien un jurado popular declaró culpable del delito de “homicidio agravado criminis causa agravado en perjuicio del personal policial y por el uso de arma de fuego en concurso ideal con el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego en poblado, en banda y en grado de tentativa”, en calidad de “partícipe secundario”.

La presidenta del jurado le comunicó esta tarde a la jueza técnica Nancy Lececk que la decisión fue unánime, tras lo cual, se llevó a cabo una audiencia de cesura en la que la fiscalía solicitó una pena de 15 años de prisión y la defensa 10.

Cerca de las 18, luego de otro breve cuarto intermedio, la jueza condenó a Rivera a la pena 15 años de prisión conforme al veredicto de culpabilidad dictado por el jurado popular.

El juicio comenzó el pasado lunes con los alegatos de apertura y continuo con la etapa presentación de las pruebas de las partes y esté miércoles se realizaron los alegatos de clausura a cargo de los fiscales Claudia Ríos y Fernando Guzzo y la defensa a cargo de Mariano Servente quien solicitó su no culpabilidad en los hechos.

Se trata del segundo debate oral por el caso ya que en 2011 fueron condenados Víctor Vargas Cabello y Darío Cantos a prisión perpetua, en tanto Rivera en esa oportunidad fue puesto en libertad por falta de pruebas.

Sin embargo, la fiscalía apeló esta absolución ante la Suprema Corte que aceptó el planteo, por lo que se ordenó la captura de Rivera, pero éste ya no estaba en su domicilio y permaneció prófugo hasta diciembre de 2020 cuando fue capturado.

El hecho ocurrió el 1 de septiembre del 2008, cerca de las 20, cuando un camión de caudales del Banco Regional de Cuyo llegó hasta la Universidad Juan Agustín Maza de Guaymallén con el objetivo de sacar dinero de una sucursal del Banco que funcionaba en el interior del establecimiento educativo.

En ese momento, la banda rodeó al camión y se produjo un tiroteo con los custodios que terminó con el crimen de Correa (42), y con la oficial Natalia Cortez herida.

Luego del enfrentamiento, la banda escapó sin el dinero en una camioneta Toyota Hilux, que fue abandonada en la zona.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior