Nacionales

PASO 2021: ganadores y perdedores de una elección marcada por la polarización y la pandemia

Por Mariana Prado

El resultado de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) dejó varias sorpresas en el escenario político de la Argentina. El Frente de Todos perdió en la mayoría de los distritos y en algunos por amplio margen, mientras Juntos por el Cambio recuperó espacios perdidos en 2019, y ganaron protagonismo espacios bien radicalizados. Quiénes son los ganadores perdedores de una votación marcada por la pandemia, la polarización y la crisis económica y social.

Sin duda, la gran sorpresa tanto para el oficialismo como la oposición fue el resultado en la provincia de Buenos Aires, en donde el Frente de Todos salió a festejar de manera anticipada y Juntos terminó dando el batacazo. Desde que comenzaron a conocerse los resultados provisorios, la principal fuerza opositora se mantuvo cerca de cinco puntos por encima del Frente de Todos, que no logró revertir el resultado.

A nivel país y proyectando el 2023, el ganador indiscutido de estas elecciones fue el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que impuso sus candidatos en los principales distritos electorales del país, posicionándose como el nuevo líder de la fuerza opositora y relegando a un segundo lugar a Mauricio Macri.

Del otro lado, los mayores perdedores fueron el presidente Alberto Fernández, que fue el único orador en la sede del Frente de Todos, y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que pese a haber viajado desde Río Gallegos prefirió el silencio. Ambos se cargaron la campaña al hombro y no les alcanzó ni siquiera en provincias que no suelen serle esquivas al peronismo.

La jugada política de Rodríguez Larreta fue hacer cruzar hacia un lado y otro de la avenida General Paz a su compañero de fórmula y a la exgobernadora bonaerense. Santilli y Vidal se impusieron en los distritos donde compitieron y le dejaron un piso significativo para sus aspiraciones presidenciales.

Juntos por el Cambio es la fuerza política que más bancas pone en juego en las elecciones de noviembre y, de repetirse el resultado de este domingo, logrará arrebatarle al Frente de Todos la mayoría en el senado y obligarlo a negociar en la Cámara Baja.

Para intentar revertir o al menos achicar la diferencia, el oficialismo saldrá desde esta semana a anunciar una batería de medidas en búsqueda por revertir la crisis económica. Todos los ojos están puestos en la provincia de Buenos Aires, la madre de todas las batallas, como gustan decir en el Justicialismo.

En Frente de Izquierda Unidad salió a mostrarse entre los ganadores y a posicionarse como tercera fuerza, aunque el liberalismo le ganó en varios distritos. En la Ciudad de Buenos Aires obtuvo el 6,22%; en la provincia de Buenos Aires poco más del 5%; en Chubut casi el 10%; en Jujuy, el 23,42%; en Neuquén, el 7,83%; en Mendoza, casi el 5%; en Salta, el 5,10%; en Santa Cruz, el 7,85%; en Río Negro, el 5,33%, y en San Juan, el 6,89%.

El mapa de la Argentina se tiñó de amarillo en 16 distritos y el Frente de Todos apenas pudo retener siete, mientras que el Movimiento Popular Neuquino no pudo ser desplazado.

 

Sorpresivo triunfo de Juntos en la provincia de Buenos Aires

Si bien Santilli se impuso en la interna de Juntos, Facundo Manes sacó cuatro de cada diez votos de Juntos por el Cambio y crece la ilusión en el radicalismo. Hizo una muy buena elección en el interior de la Provincia, pero también en importantes centros urbanos. Sin contar las fuerzas políticas, el neurocirujano salió tercero y obtendrá su tercer lugar en la lista de Juntos por el Cambio para las generales de noviembre.

Por contrario, en territorio bonaerense Axel Kicillof y Victoria Tolosa Paz recibieron un duro golpe del que deberán recuperarse rápidamente para reenfocar la campaña, si es que no quieren ampliar la brecha en noviembre y si quiere el gobernador proyectar su reelección.

Tampoco tiene nada para festejar Florencia Randazzo que, aunque salió a mostrarse como una alternativa, no logró convencer a un electorado totalmente polarizado y una vez más quedó entre los últimos, incluso detrás de José Luis Espert y perdiendo votos respecto de la elección anterior.

 

Juntos por el Cambio ratificó su poder en territorio porteño

En la Ciudad de Buenos Aires el Frente de Todos, con Leandro Santoro encabezando la lista, hizo una mejor elección que en las PASO de 2017, pero aunque en algún momento se ilusionaron con acercarse al resultado a Vidal, la exgobernadora terminó sacándole más de 12 puntos y, si se suman los votos de López Murphy la diferencia escaló a casi 24 puntos.

Finalmente, el gran batacazo lo dio Javier Milei que, con un discurso antisistema, logró atraer el “voto bronca” de los porteños. Obtuvo más del 13% de los sufragios y se posicionó como tercera fuerza. No sucedió lo mismo en la provincia de Buenos Aires, en donde José Luis Espert se quedó con el cuarto puesto, detrás de la izquierda.

 

Santa Fe, derrota del oficialismo y sorpresas en la oposición

En la provincia de Santa Fe la gran sorpresa fue Carolina Losada. La periodista sacó casi el 31% de los votos y peleó hasta último momento para quedarse con la interna de Juntos por el Cambio, frente a Maximiliano Pullaro, el candidato de Martín Lousteau.

Losada dio el salto del periodismo a la política y logró ganarle también a Federico Angelini, el candidato puro del PRO santafesino, que quedó en tercer lugar.

En el oficialismo, Cristina Kirchner y Alberto Fernández jugaron fuerte en la interna. La derrota de Omar Perotti por más de 10 puntos frente a Juntos por el Cambio, dejó al descubierto un Justicialismo atomizado y un Agustín Rossi que quiso hacer una movida personal y quedó fuera de juego.

 

Luis Juez y un triunfo sin sorpresas

En CórdobaLuis Juez pudo ratificar su poderío ante un Mario Negri que, incluso radicalizando su discurso, no logró convencer al electorado de Juntos por el Cambio. Pero el derrotado en tierras cordobesas fue una vez más el Frente de Todos, que por lejos consiguió un tímido tercer puesto.

Artículos Relacionados

Volver al botón superior