PortadaSociedad

😂 Los insólitos consejos de Defensa del Consumidor de Mendoza para las compras del Día del Niño

Priorizar el comercio conocido antes que la compra por redes sociales con vendedores inciertos, es una necesidad en este momento, junto con solicitar y conservar los comprobantes del consumo.

Se acerca la celebración del Día del Niño —ahora bautizado Día de la Niñez— y, en tal contexto, la Dirección de Defensa del Consumidor de Mendoza decidió elaborar una gacetilla con recomendaciones, algunas de las cuales parecen un verdadero chiste.

En primer lugar, advierte “a las y los mendocinos que realicen una compra segura, tanto en lo relacionado con el producto (juguete u otro) como así también con respecto al comercio o vendedor elegido”. Textual.

Luego recomienda “evitar las aglomeraciones”. No es chiste.

“En la medida de los posible (sic), se sugiere evitar la concurrencia a los sitios de compras con gran asistencia de personas y aglomeraciones donde no se respete el distanciamiento social necesario aún en este contexto de pandemia. Tanto sea para acudir a estos lugares (centros comerciales cerrados, persas, ferias u otros) como para ir a un comercio particular, debe usarse el tapabocas o barbijo obligatorio para reducir la posibilidad de contagio y propagación de COVID-19”. Sin comentarios.

Acto seguido, recomienda “tener presente las promociones”. ¿Quién no lo hace acaso?

“Aquellas personas que, por su actividad o preferencia, están bancarizadas suelen recibir en sus correos electrónicos o por mensajería (SMS) las ofertas de su banco, para las compras con tarjeta de crédito, débito o billetera electrónica. Por esto, se recomienda conservar el aviso, revisar la vigencia y condiciones, y aprovechar dichas promociones para un ahorro en sus gastos”, puntualiza la gacetilla de marras.

Luego hace hincapie en la “garantía y seguridad de los juguetes”: “Debe recordarse que los productos nuevos y usados, destinados al consumidor final, tienen una garantía legal de seis y tres meses, respectivamente, pudiendo el fabricante de los mismos extender la cobertura por más tiempo (garantía de fábrica). Ambos plazos comienzan a correr una vez que el producto (juguete u otro) es entregado en manos del comprador”. Este consejo en particular podría ser útil, lo reconocemos.

Lo que sigue es hilarante: “La entrega del comprobante de compra no debe resultar una molestia o incomodidad, sino que es una obligación del comercio vendedor disponer para el cliente de esa constancia. Y es una evidencia que le permite al consumidor tener prueba para su reclamo, en caso de ser necesario”.

A continuación, un consejo que suena a broma: “Es necesario que, frente a los hechos delictivos públicamente conocidos, las compras a vendedores desconocidos se realice con más recaudos”. ¡Menos mal que lo dicen!

Finalmente, Defensa del Consumidor aporta el contacto para denuncias:

En caso de que el comercio o fabricante no reconozca la garantía del producto por defectos en su fabricación (y no por mal uso del juguete u otro producto), corresponde realizar la denuncia y estas son las vías para hacerla:

Artículos Relacionados

Volver al botón superior