Insólitas

Cría albina de chimpancé fue asesinada brutalmente por su propio grupo con solo semanas de vida

Desde su nacimiento, otros chimpancés de la comunidad mostraron signos de agresividad hacia la cría.

Investigadores de chimpancés en Uganda registraron por primera vez un caso de albinismo en una población salvaje de esta especie.

Sin embargo, la cría de pelaje blanco fue asesinada violentamente por otros miembros del grupo cuando tenía tan solo unas pocas semanas de edad, cuenta RT.

Los científicos documentaron el hallazgo en un estudio publicado el 16 de julio en el American Journal of Primatology, en el que explican que solo se han observado pocos casos de albinismo en “primates no humanos” en la naturaleza, concretamente, en macacos Toque, macacos Bonnet y monos araña.

El incidente ocurrió en el 2018 en la comunidad de chimpancés de Sonso en la reserva forestal de Budongo, en el oeste de Uganda, y, a pesar del triste resultado, la investigación permitió a los investigadores discutir y documentar el comportamiento y actitudes de los chimpancés hacia individuos con apariencias diferentes.

“Estábamos realmente interesados en observar el comportamiento y las reacciones de otros miembros del grupo hacia este individuo con una apariencia muy inusual“, dijo Maël Leroux, autor principal del estudio de la Universidad de Zúrich (Suiza) a IFLScience.

Después del primer avistamiento de la cría con su madre (conocida como UP), los investigadores notaron que otros chimpancés del grupo ya mostraban signos de disconformidad y agresividad hacia ella con anterioridad al ataque.

Incluso durante un encuentro observaron que, cuando estaban cerca de ellas, algunos miembros del grupo emitían aullidos de alarma similares a los que chimpancés suelen realizar cuando se encuentran con animales peligrosos o extraños, como serpientes o humanos desconocidos.

La muerte ocurrió luego de un ataque en el que al menos seis chimpancés, incluido el macho alfa del grupo, empezaron a morder los dedos, piernas y orejas de la cría, mientras esta gritaba. Finalmente, pasó a manos de una hembra adulta que le mordió en la cabeza repetidamente. En este punto, la cría se quedó en silencio y dejó de moverse, relata el informe.

Luego del ataque, de forma inusual, varios chimpancés procedieron a acariciar, olfatear e inspeccionar el cadáver. Este “no parece ser un comportamiento típico que los chimpancés dirigen hacia una cría muerta”, comentaron los investigadores.

Volver al botón superior