Eli ToroPortada

La militancia K festeja la salida de Falabella, pero lloraba con Mielcitas

El caso de la salida de la firma Falabella de la Argentina es toda una postal de los tiempos que se viven.

Y no se trata del único caso: son varias empresas multinacionales que ya anunciaron que dejan de operar en el mercado argentino o bien mudaban parte de su producción a otros países de la región. La razón: el obvio contexto desfavorable, y eso que Brasil también tiene pandemia.

Asombrosamente, y lejos de tomarlo como una derrota económica, la militancia K, con el ¿periodista? Roberto Navarro a la cabeza, salió a festejar la salida de las empresas. Los argumentos son variados, e igual de irrisorios, son compañías “conchetas “, “explotadoras “, “caras “, etc.

Lo más asombroso, es que en julio de 2019, cuando la fábrica que elaboraba la conocida golosina “Mielcitas” cerró sus puertas debido a la caída de ventas y el fuerte endeudamiento, el kirchnerismo puso el grito en el cielo.

Y eso que a los meses la fábrica volvió a funcionar como una cooperativa administrada por los 88 operarios que solían trabajar ahí, y con la ayuda de festivales y donaciones -entre ellas, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT)- fue la propia cooperativa la que consiguió dinero para volver a fabricar las bolsas mientras la entonces oposición estaba muy ocupada culpando a Mauricio Macri como para colaborar con la empresa.

“Qué pena, se quiere ir fallabella con su ropa de mierda y sus conchetas vestidas de beige rodeadas de quince pendejos con rosácea saltando entre las cosas… creo que no voy a poder dormir. A dónde van a ir las conchetas a maltratar cajeras ahora!”

“Por qué piensan que París, Londres, Madrid… no permiten abrir grandes superficies como Falabella en los centros urbanos? Para cuidar el entramado de pequeños comercios que les asegura millones de empleos. Aquí lo perdimos.”

“Se va Sodimac, Falabella y Wallmart. Quizá estemos asistiendo a una crisis del capitalismo que nos permita ir a un sistema más solidario. Esas empresas sobrexplotan a sus trabajadores, no los dejan sindicalizarse (Wallmart) y tiran por la cloaca derechos de los trabajadores”.

Artículos Relacionados